El 28 de julio abre Casa del Artista

La casona antigua -que según la historia le perteneció a Jesús Arriaga, sacerdote, todo un personaje cuencano- es histórica como el lugar mismo.

1895
El inmueble conocido anteriormente como Casa del Arco fue restaurado y se dedicará para actividades artísticas y en comunión con el barrio. PSR

Allí vivía y hacía de las suyas el “Rambo”. Era una casa que resistía a caerse, a morir. Dos veces le metieron fuego para que las llamas la consumieran, los daños fueron grandes, pero las paredes resistieron de pie. Es como si una mano, una bendición divina, protegiera ese inmueble de 150 años aproximadamente.
La casona antigua -que según la historia le perteneció a Jesús Arriaga, sacerdote, todo un personaje cuencano- es histórica como el lugar mismo. Su arquitectura se conjuga con el panorama histórico contemporáneo. Por un lado, está el arco de piedra y ladrillo, estructura de antaño que dio forma al canal que abastecía a la primera planta hidroeléctrica de la ciudad; y por el otro está el barranco del río Yanuncay.
Conocida hasta hace poco como la Casa del Arco, ahora tiene otro nombre: luego del proceso de restauración que hiciera la Municipalidad, las autoridades decidieron bautizarla con el nombre de la Casa del Artista, y con ese nombre será inaugurada el próximo sábado 28 de julio.
La casa que fuera guarida de antisociales, el espacio donde vivía el “Rambo”, un personaje del inframundo cuencano, está renovada. El inmueble conserva su arquitectura original, pero su fisonomía es otra. Dos grandes árboles, uno de aguacate y otro de nogal le hacen juego al paisaje bucólico, y la eminente cruz verde, erigida allí por sacerdotes jesuitas, se impone al frente.
Hay que ir a la Casa del Artista, ubicada en la avenida Loja y Cantón Gualaceo. Hay que entrar en ella, hay que caminar por la trocha de tierra paralela al río, esa es una forma de retroceder en el tiempo y acercarse a esa vida campirana de siglos atrás. Y hay que entrar a la casa para ver los muros, las paredes, los techos, las puertas, las ventanas, los pasamanos, los pisos recuperados.
El inmueble ya tiene un administrador: Jaime Martínez, un joven músico que ha estudiado la historia de la casa y el espacio geográfico de esa zona de la avenida Loja, para hacer de guía a los visitantes. Él sabe que, en sus orígenes, el inmueble acogió tertulias literarias, históricas, después de todo Jesús Arriaga fue, a más de cura, un historiador.
Muchas cosas son parte de la memoria del espacio; se dice que fue un tambo para los cientos de empleados de la primera planta hidroeléctrica. La gente del lugar tiene alguna historia que contar sobre ella y Jaime Martínez lo sabe, porque en su afán de tener un conocimiento cabal investigó con los vecinos, los enigmas, anécdotas, historias que guardan esas paredes.

Inversión

La restauración ascendió a 300.000 dólares. Adobe y bahareque son los materiales que dan forma a las paredes. Una especie de ventana intrapared enseña cuál es la estructura que da forma a varias paredes de la casa de dos pisos. Una casa pequeña, una sola habitación en la parte alta y, que, a decir de Jaime Martínez, es la oficina del administrador.
En la planta baja se ubican dos salas: una de ellas se destinará a galería para exposiciones de arte. Esta sala tiene la puerta que conecta con la avenida Loja. La otra sala se utilizará para talleres que tengan como temática los medios digitales, el arte en soportes digitales con tendencias futuristas. La planta baja se agranda con el corredor o patio multiuso que tiene una muralla de piedra de río. (BSG)-(I)

PARA HOY

Para hoy, a las 09:00, se ha previsto una especie de pre-inauguración, con la apertura de una breve exposición de arte de Diego Muñoz, además se hará un recorrido con los invitados al Simposio Internacional de Derechos Cultuales y Ciudad. El plan de Jaime Martínez contempla un trabajo con la comunidad, con la gente que vive en el barrio de la Casa del Artista, hasta convertirla en una sede de cultura descentralizado. El plan de trabajo está listo. A eso se suma un directorio donde se registran actores, gestores y dirigencia del barrio. (BSG)-(I)