Tras ensayos, está todo listo para “Eunice”

200 involucradas en el proyecto. Músicos de la Orquesta Sinfónica de Cuenca; cantantes líricos, Coros del Conservatorio Superior José María Rodríguez y de la UDA, entre otros son parte de la obra

51
Elenco que esta noche estará en las tablas presentando la ópera “Eunice” de Luis Humberto Salgado, compositor ecuatoriano. LCC

Los momentos previos al ensayo final eran de agitación. Las maquilladoras estaban en los camerinos desde temprano, pues tenían que maquillar a cerca de un medio centenar de personajes. En otro camerino estaba una parte de los vestuarios y a la espera que lleguen más, pues solo los del coro tienen tres trajes. Los músicos afinaban los instrumentos de cuerda o viento; y la directora de escena estudiaba cada acción de los cantantes líricos– actores.

Cuando el ensayo empezó, las interrupciones de externos a la obra no existen. Desde la fosa sonaba la orquesta y en el tablado estaban los cantantes líricos; mientras desde una de las butacas de la platea alta, Javier Andrade, el director, dirigía la obra y que cada pieza, aspecto, esté en el momento y lugar indicado.

La música de “Eunice”

“Eunice”, la ópera de Luis Humberto Salgado, que se estrena esta noche a nivel mundial y estará por tres noches en la tarima, se hace realidad luego de seis meses de trabajo. Para verla, el público debe adquirir las entradas de 15 o 25 dólares, en almacén La Victoria. Todas las funciones son a partir de las 20:00, los organizadores recomiendan ingresar al teatro al menos 15 minutos antes, la puntualidad es otro de los requisitos a cumplir.

Compuesta entre 1956 y 1962 por Salgado, uno de los grandes compositores ecuatorianos de siglo XX, “Eunice” tiene algunos aspectos, entre ellos la música, que no es nada fácil como todas sus obras, y que aprovechó las influencias de las melodías autóctonas en un contexto de la composición a la altura de los maestros universales del siglo XX.

Michael Meissner, director de la Orquesta Sintónica de Cuenca, señala que el idioma musical de Salgado es avanzado y en el caso de esta ópera se notan influencias de la música ecuatoriana.

En “Eunice”, el desaparecido compositor crea música que ilustra de diferentes formas, el marco de la historia, con los cantos monódicos y litúrgicos de los cristianos, con la locura de Nerón, la hermosura y tristeza de Eunice, el dueto de amor de Ligia con Marco Vinicio, entre otros apestas que dejan ver a personajes diferentes que manejan la técnica del leitmotiv, un motivo de guía musical.

Desde la obertura, Salgado presenta los leitmotiv que son como los protagonistas, estos se muestran a través de un abanico que prácticamente se presentan en forma musical. La obra se divide en tres actos con cuatro cuadros, la primera parte tiene una pequeña pausa para cambiar la escenografía; en el segundo acto, la escenografía cambia totalmente, se va de la corte de Nerón, a la cárcel de los cristianos, esta es la parte más grande, y en el tercer acto que se da nuevamente un cambio de escenografía.

Cada escena tiene su música, así, lo que ocurre en la cárcel es muy diferente a lo que pasa en el palacio de Nerón. “Salgado supo plasmar en música cada lugar, escenario y constelación de personas diferentes. El reto de los músicos y director es interpretar esos grandes contrastes musicales que Salgado creó para ilustrar los conflictos emocionales y políticos que se ven en el escenario.
Diego Zamora y Vanesa Regalado.

El peinado de Diego Zamora le da esa personalidad que a su personaje “Petróneo” le caracteriza. Petróneo es elegante, de la alta sociedad, con sirvientes, un caballero que siempre mantiene la elegancia, el pudor, lo decoroso. Antes de encarnar a Petróneo, el cantante lírico realizó el estudio del personaje desde el aspecto físico, con sus movimientos, pausados; y en cuanto a la elegancia, esos movimientos son más ascendentes que descendentes.

El trabajo junto con Andrea Cóndor, quien encarna a “Eunice” y el elenco en sí ha sido nutritivo, enriquecedor. Los 150 artistas que son partícipes de esta ópera se constituyen en el referente de un trabajo de mucha complejidad.

En el camerino, o en los vestíbulos del teatro Carlos Cueva tamariz, el ambiente es de un trabajo colectivo. Vanesa Regalado, soprano, tomó su vestido melón para lucir en el ensayo. Vanesa encarga a “Ligia”, princesa cristiana, maestra que trabaja para convertir a “Eunice”. “Ligia” es in personaje complicado, de un reto vocal.

Al ser una ópera dramática, esta propuesta exige a los cantantes líricos un dramatismo vocal grande, intenso, notas bastantes graves y bastante agudas, con un registro vocal muy amplio.
Antes del ensayo, músicos y su director, coros y su directora, cantantes líricos y la asistente de dirección, todos bajo la guía de Javier Andrade llegan de a poco y empiezan en la tarea. Pilar Tordera, asistente de dirección, observa que se respete el guion, los personajes. En lo actoral es de mucha importancia el tema de las intenciones, y eso, porque todo lo que es externo viene de adentro, por eso es indispensable trabajar con esas intenciones que tiene el personaje.

El trabajo coral

Esfuerzo, dedicación, entrenamiento, persistencia, son las palabras que le quedan a Ricardo Pazán, coreuta, como lección de lo que ha sido preparar “Eunice”. Los ensayos fueron salir de clases y volar al sitio de concentración. “Sentimos la garganta desgastada, pero tenemos un nivel mucho más elevado”, dice el joven estudiante de la Universidad del Azuay, que se deja guiar de marías Eugenia Arias, exigente preparadora de coros.

“Eunice” es una ópera en la cual una buena parte es en español con pequeñas cosas en latín. El coro se estructura con el elenco del coro de cristianos, que cantan alabanzas a Dios y el elenco del coro de esclavos. En el primer caso, ellos están como refugiados para no ser encontrados por el gobierno; mientras que los otros están presos.

Exigencias fuertes para interpretar una composición perfeccionista, como lo era Salgado; esta es una obra que tiene cosas tonales y atonales, voces a capela, manteniendo su afinación porque de inmediato entra la orquesta, cosas que se trabajaron desde enero. (BSG)-(I).