Simulacro de accidente en la entrada a Biblián

551

La mañana de ayer martes 3 de julio, con motivo de celebrarse la novena semana de Seguridad Vial a nivel nacional y provincial, en el cantón Biblián, en la entrada a la ciudad, intersección de la vía rápida Biblián- Azogues- Cuenca y la Panamericana se realizó un simulacro de un accidente de tránsito, cuya finalidad fue generar reflexión en el conductor y la población que por curiosidad se hizo presente en el lugar.

En este sitio cada semana se generan accidentes de tránsito por diversas causas.

El simulacro de un accidente de tránsito fue representado por 4 personas que se movilizaban en dos vehículos. Para ello se llevaron en grúas hasta el lugar 2 vehículos, que posteriormente fueron conducidos por los voluntarios del Sindicato de Choferes de Biblián y Cañar, para en plena intersección de peligro colisionar, dejando como saldo dos fallecidos y dos heridos de gravedad; esto en el simulacro.

Los participantes fueron maquillados sus rostros y extremidades con elementos, que daban a entender que son heridas y sangre producto del fuerte accidente que generó asombro en los asistentes y en los curiosos que pasaban por el lugar.

Luego del siniestro hasta el lugar llegaron en un tiempo de 5 minutos ambulancias del Cuerpo de Bomberos de Biblián y Ministerio de Salud Pública MSP, personal de socorro, paramédicos y la Policía Nacional que organizó la circulación vehicular, las Escuelas de capacitación de conductores profesionales de Cañar, Biblián y Azogues.

Previo al simulacro se cerró la zona con cinta que indica peligro.

El Mayor Luis Guayasamín, jefe de la Policía de Tránsito del Cañar dio a conocer que este día se realizó un simulacro, pues lo que este día se ha visto es como el equipo que trabaja bajo la coordinación del Ecu 911 realiza el rescate de víctimas en accidentes de tránsito, este simulacro es tal y como se actúa en una emergencia real de accidentes.

La labor de la Policía que siempre llega primero a estos eventos, es aislar la escena del accidente con el fin de preservar todos los indicios del lugar, luego el personal es evacuado por los socorristas para que personal del SIAT investigue.

“Cuando hay fallecidos debería estar presente siempre un Fiscal que será convocado para el levantamiento de los cuerpos. Generalmente en la provincia del Cañar se destina al personal de SIAT para que haga el levantamiento.

Además cuando el causante del accidente huye del lugar y se conoce en donde se encuentra se allana el domicilio con la orden del fiscal, por eso es necesario la presencia de un fiscal”, asegura, Guayasamín.

Para Guayasamín, no todos los accidentes son eventos pequeños, pero en los casos de magnitud es importante la colaboración de las instituciones de la red del 911 y de la población.

Andrés Lara, director provincial de la Agencia Nacional de Tránsito, manifestó que entre las actividades programadas dentro de la agenda de Seguridad Vial que se realiza en la provincia, se ha realizado un simulacro de accidente en el Eje Estatal E 35 al ingreso del cantón Biblián, “este es uno de los puntos críticos, en donde se registra un alto índice de siniestros, en este lugar se debe mejorar la señalización horizontal y vertical, a más de intervenir en la vía a fin de garantizar una adecuada circulación de todos los ciudadanos”.

Además según Lara, lo que se busca con este simulacro, también es medir tiempos de respuesta tras accidentes de tránsito, verificar el cumplimento de protocolos y el tiempo de reacción sean los adecuados, adicional a ello también se busca simular todas las situaciones que se generan dentro de los sucesos viales. Se busca es generar conciencia y que la gente sepa cuál es el proceso de actuación frente a accidentes.

En esta ocasión los bomberos de Biblián realizaron actividades de extricación para rescatar los cuerpos, que fueron colocados en fundas para trasladar a la morgue; mientras que los heridos fueron trasladados de emergencia a algunas casas de salud, todo esto siguiendo los pasos del protocolo correspondiente dentro de rescate.

“Esta vez contamos con 5 bomberos, 8 paramédicos, pues a veces el problema que tenemos en accidentes es la falta de colaboración de la policía para acordonar el lugar, dijo Marcelo Luna Teniente del cuerpo de bomberos de Biblián.

Los vehículos fueron trasladados en grúas hasta los patios de la policía, tal y como se realiza en un protocolo real. (MCP)(I)