Dos décadas conservando la cuenca del Machángara

Ocho instituciones conforman Comité de preservación ambiental que ayuda a abastecer a la ciudad de agua para potabilización, riego y generación eléctrica.

788
Ángel Uyaguari, Eugenio Galarza, Boris Piedra, Antonio Borrero, Pablo Vanegas y Juan Pablo Martínez, en la U. de Cuenca anunciaron los eventos del aniversario. LCC

Una alianza de ocho instituciones que conforman el Comité de Conservación de la Cuenca del Río Machángara se alistan para celebrar 20 años de esta institución, con eventos culturales y académicos.

La cuenca del Machángara, al norte de Cuenca, recibe cuidados de preservación ambiental y del recurso hídrico para generar electricidad, abastecer a la ciudad de agua e irrigar cultivos.

Gracias a la gestión de la cuenca, unas 200.000 personas reciben electricidad mediante las plantas hidroeléctricas que usan el agua de las represas de Chanlud y El Labrado; unas 300.000 son abastecidas de agua mediante la planta potabilizadora de Tixán y unos 2.853 agricultores tienen agua de riego.

La empresa ETAPA EP, Elecaustro, el Ministerio del Ambiente, la Secretaría Nacional del Agua (Senagua), el Ministerio de Agricultura, la Universidad de Cuenca, el Gobierno Provincial y la Junta de Usuarios del Sistema de Riego integran este organismo público y comunitario para la preservación del agua.

Juan Pablo Martínez, subsecretario de la demarcación del río Santiago de Senagua, resaltó el aniversario de esta experiencia de gestión de la cuenca hídrica.

Hoy el acceso al agua es un recurso humano, la naturaleza tiene derechos y en la conservación hay una constante participación de la comunidad con las juntas de regantes, dijo.

Las conservación y preservación de fuentes y vertientes son muy importantes para este propósito. El Comité “ha sido una experiencia de cooperación entre actores públicos y comunitarios…Ha habido voluntad técnica y política”.

Ha sido un gran proyecto para la conservación del agua, recurso preciado que asegurará provisión y la calidad de vida de la población. La Universidad de Cuenca se une a este proyecto de conservar la subcuenca hídrica con las personas que trabajan por ella, dijo el rector Pablo Vanegas, al anunciar los eventos de la celebración.

Habrá el concurso de fotografía “Una mirada a la cuenca del Machángara”, un concurso de dibujo sobre la preservación del cóndor andino, un taller de intercambio de saberes comunitarios, conferencias sobre la cuenca hidrográfica, visitas y recorridos, una sesión solemne y difusión de material de divulgación.

Convenio

Ayer, funcionarios de la entidades vinculadas suscribieron un convenio para estas actividades. Al mismo tiempo, la Universidad anunció la suscripción de un convenio con universidades de Lovaina, Bélgica, dentro del programa ARES, para ejecutar investigaciones sobre el suelo y agua en el páramo de la zona. Contribuirán también la Politécnica Nacional y la empresa de agua de Quito.

Antonio Borrero Vega, gerente de Elecaustro, señaló que en 20 años, con la “Guardianía Verde”, los guardabosques de ETAPA y Elecaustro se ha logrado cuidar de la cuenca del Machángara, de 32.000 hectáreas, 25.000 de ellas declaradas bosque protector por el Ministerio del Ambiente. Calidad de agua ha significado también calidad del ambiente y reacción ante incendios forestales.

Ángel Uyaguari, presidente de la Junta de Regantes del Río Machángara, señaló que su aporte es contribuir con las fuentes hídricas mediante la conservación de su espacio con la siembra de plantas nativas. Además, asociar a los agroproductores para tener artículos “limpios y organizados”.(AVB)-(I)

NECESIDAD DE REPLICAR LA INICIATIVA

La cuenca del Machángara tiene importancia especial por los caudales de agua que allí se generan, la infraestructura de que dispone, el trabajo que ha llevado el Comité de Cuenca y ha ayudado a que la comunidad tenga conciencia sobre la protección de los bosques, páramos y agua, recuperación de las áreas degradadas y control de incendios, en unión de todos sus miembros, señaló Diego Idrovo, ingeniero civil, exdirector Técnico de Agua Potable de la empresa municipal ETAPA EP.

Mediante las represas de Chanlud y El Labrado, la cuenca da un servicio multipropósito: agua potable (la planta de Tixán que capta el líquido de los ríos Machángara y Chulco), riego agrícola y generación eléctrica, inclusive se cuida el caudal ecológico de los ríos.

Recordó que cuando funcionario nació este comité, como una asociación con el empeño de un manejo correcto de la cuenca. Instó a que lo hecho con este Comité se replique a los otras cuencas hídricas del Yanuncay, Tarqui y Tomebamba. (AVB)-(I)