Industria tecnológica puede ser gran exportadora y generadora de divisas

Desde el austro crean diversos emprendimientos con base tecnológica; se estima que hay 35 empresas formales

559

“En empresas de software se ha dado recesión fuerte desde 2015”

La empresa de software y tecnología ISSoluciones surgió hace 16 años para dar servicios a la industria de la construcción en el área de proyectos.

En 2003 creó la herramienta INTERPRO, que establece el alcance de un proyecto en el tiempo y el dinero que requiere mediante: cronogramas, presupuestos, planificación en el uso de los recursos que tendrá el proyecto, luego hace un control y seguimiento para verificar si se cumple lo proyectado y finaliza con el cierre del proyecto.

Marcelo Delgado, director de la empresa que da ocho empleos directos, informa que a la fecha registran 3.500 usuarios de Azuay y Cañar (varias instituciones públicas) que han comprado la herramienta, la licencia.

Y esta compañía ha seguido innovando, en 2018 migró a una nueva versión de INTERPRO para ahorrarle tiempo al constructor con servicios de información en la nube que tiene bases de precios unitarios de cientos de productos.

Economía

Por ahora, ISSoluciones funciona en un local arrendado, aún no puede comprar uno “el mercado de tecnología en general en el Ecuador ha decrecido terriblemente, en todas las empresas de software y tecnología se ha dado una recesión fuerte desde 2015, lo que está de la mano de la situación económica del país”. Por eso quieren fortalecerse en el mercado nacional.

Han tenido que invertir, solos, mucho dinero durante años porque al ser emprendedores tecnológicos afirma que no tienen acceso a capital.

Es muy complicado en Ecuador el tema del software, este es el principal patrimonio de sus mentalizadores, pero Delgado revela que este tiene una valoración de cero porque es un intangible, entonces un banco o cooperativa no le da ningún valor y eso les impide acceder a capital de riesgo que les facilite crecer.


Exportar

“La tecnología permite que las empresas crezcan lo que ninguna otra industria lo permite; pero en Ecuador no se ha potenciado a la industria del software y tecnología.

En otros países incluso ya se han desarrollado las empresas “unicornio” que llegan a tener una valoración de mil millones de dólares o más, son compañías que normalmente están en Estados Unidos (EE.UU.), pero ya hay 30 de base tecnológica en América Latina”.

Advierte que una de las industrias de más fácil internacionalización es la del software, porque los canales para distribuir no son físicos sino digitales.

De hecho, informa que ISSoluciones ya ha vendido -aunque aún sin entrar a un proceso de internacionalización formal- a México, España y Perú.

Desarrollo

El software tiene la ventaja de tener una plusvalía infinita, una vez desarrollado el producto no hay un limitante en la capacidad, si alguien en otro país pide cien mil programas, se puede cumplir esa demanda porque es software que se replica.

“Pero no se exporta porque lamentablemente las autoridades nacionales y locales no están viendo el potencial que tiene esta industria, a diferencia de Colombia, Uruguay, Argentina y Costa Rica que han visto el potencial y ya tienen grandes ingresos de divisas mediante la tecnología”.

En esas Naciones tienen leyes que fomentan la generación de emprendimientos tecnológicos.

Este fomento hace que empresas grandes se asienten en esos países para generar plazas de trabajo y compartir conocimientos, firmas mundiales como Google están en Argentina…y aún no le ven a Ecuador como una opción mientras no haya una ley que de ventajas para venir a poner esas industrias, dice Delgado.

El tema laboral es otro impedimento porque en la industria de software y tecnología trabajan en base de proyectos que no son de tres o seis meses, sino de años, y cuando se termine el proyecto la empresa quedaría con empleados que están a tiempo indefinido, lo que significa indemnizarles. (ACR) (I)

La primera oficina de La
Motora fue un restaurante

La Motora, que hoy da empleo directo a 18 personas, nació en 2009 de la fusión de tres empresas: marketing digital para envío de contenidos multimedia en sitios de alto tráfico, desarrollo de software y sitios web de farándula.

Pedro Crespo, de 33 años, Ingeniero en Sistemas y Sicólogo Organizacional, director de La Motora, rememora que cuando empezaron su oficina fue la cafetería de un restaurante porque no tenían local propio, entonces aprovechaban que ahí existía internet de alta velocidad y los domingos se reunían los cuatro socios para planificar lo que harían durante la semana y luego trabajaban desde sus casas.

App

Llegaron a tener su primera oficina en el centro comercial Los Nogales -hasta hoy- y además del marketing digital y desarrollo de software, Crespo cuenta que empezaron a crear otros giros.
Crearon “Megabite”, aplicación (app) para pedir comida a domicilio que hoy registra 10 mil pedidos mensuales entre 30 mil usuarios en Cuenca, a través de 150 locales adheridos.

Este movimiento genera una facturación total para estos locales de casi 200 mil dólares al mes.

Otro proyecto es “Meet2go”, que nació como una app para generar puntos de encuentro previos y posteriores a eventos musicales. El modelo fue cambiando y hoy es una plataforma para gestión de tikets online, que ya tiene 10 mil usuarios.

Dieron vida a “GiftPoint”, plataforma online para vender tarjetas de regalo, hoy con 100 empresas.

Recién abrieron “Ferrify”, app para que ferreterías registren los productos de mayor venta para que sean comprados por constructores desde la misma obra para que no se movilicen al lugar, sino hagan una lista de compras, pidan en línea y la ferretería le envía; está en periodo de prueba.

Y acaban de presentar “CofraBeer”, cofradía de cervezas, plataforma en línea a donde se ingresa, registra y paga por una membresía mensual y cada mes el usuario recibe en su casa una caja con seis cervezas artesanales de diversas marcas. Hoy tienen 250 suscriptores.

Estándares

“Sí y no”, responde Crespo a la pregunta ¿es fácil exportar? Señala que hay muchísima capacidad, hay programadores y desarrolladores de tecnología de alto nivel, el problema es que, “desde las universidades no nos preparan para que manejemos los estándares internacionales en desarrollo de software que facilitan la exportación; tenemos estándares de desarrollo locales y nacionales”.

La principal competencia para desarrollos remotos, reconoce Crespo, es la India en donde tienen maquilas de programadores; empresas gigantescas como Microsoft se han ido allá y capacitan a la gente, hay programadores de muy alto nivel. Sí podemos exportar lo que nos falta es un poco de incentivo del Gobierno en lo laboral y tributario. (ACR)-(I)


“Según vamos consiguiendo capital
vamos creciendo y desarrollándonos”

Gustavo Cordero, Ingeniero en Sistemas, con Maestría en Gestión de Tecnologías en Información, es gerente y copropietario con William Beltrán y Diego Sarmiento, de la marca “open ALLIANCE”.

Creada hace diez años, y hoy generadora de seis empleos directos, esta compañía desarrolla una herramienta para planteles educativos, para las partes administrativa y financiera de la entidad.

Esto surgió, explica Cordero, porque vieron que varias instituciones locales tienen un software que les hace la contabilidad, pero para el seguimiento académico tienen otro programa que no “conversa” entre ellos.

Entonces, en este tipo de escenarios se generan las islas de información, lo que genera un riesgo alto, pues qué pasa si el equipo se daña, si la persona que maneja esa información se va, entonces la institución pierde esa información, por lo que esta herramienta busca, con la informática, tener sistemas robustos integrados.

“open ALLIANCE” genera un sistema integrado para instituciones educativas, involucra en una misma plataforma toda la información de las diferentes áreas, lo que economiza tiempo y dinero y la información está resguardada.

Productos

“El software es uno de los primeros productos que deberíamos tratar de exportar porque tenemos buenos técnicos, lo que pasa es que a veces las empresas no tenemos incentivos que nos permitan generar un emprendimiento o capitalizar para desarrollar un emprendimiento que trascienda las fronteras”, opina Cordero.

Por ahora su herramienta está en Cuenca, Machala y Guayaquil desde inicial hasta bachillerato y con institutos, aún no llegan a universidades. Están ya tres años con la misma versión, proyectan migrar a una nueva, pero Cordero está consciente que es un proceso largo, toma tiempo.

Confiesa que sí es rentable su negocio, pero es sacrificado al inicio porque al no tener un inversionista con un capital fuerte que les permita dedicarse uno o dos años a un desarrollo continuo y hacer un proceso comercial, han tenido que ir a pasos de tortuga, según van consiguiendo capital van creciendo y desarrollándose.

Afortunadamente en lo local, señala que varias empresas se dan cuenta de la importancia que tiene el software, no es como hace unos años que varios colegios no le veían ni siquiera la intención de invertir en software, pero la gran mayoría de instituciones ya en que es importante el tener información. (ACR)-(I)

“La clave está en manejar
buenas prácticas internacionales”

Pablo Pintado, Ingeniero en Sistemas e Ingeniero Comercial, con Maestría en Administración de Empresas; Jhonatan Zhunio, Ingeniero en Sistemas; Juan Palacios, Analista en Sistemas; y, Jennifer Torres, Ingeniera en Sistemas, son socios propietarios de la empresa Libélula Soff, creada en 2015.

Se han enfocado en diferentes ejes, en las industrias de seguros, finanzas y retail (comercio); son especialistas en canales electrónicos, desde el móvil y la web. Manejan buenas prácticas internacionales, asegura Pintado.

Tienen una solución para asegurar autos, se cancela con un botón de pagos con cualquier tarjeta, luego se hace la póliza con la firma electrónica y la inspección virtual se puede hacer desde la casa, solo se toma una foto y un video, sin acudir a la aseguradora, todo desde el celular.

En la parte financiera están en consultas, pagos, transferencias, billetera electrónica, trabajan con código QR. En Cuenca están con cooperativas, bancos y mutualistas.

Afirma que están certificados ante las autoridades de control como una institución de servicios auxiliares, luego que pasaron procesos calidad.

En retail tienen soluciones como geolocalización para entregar productos para pedidos desde el hogar. Están trabajando con el concepto de realidad aumentada para la compra de ropa, etc.

Esta empresa ya está fuera del Ecuador, en un banco de Curasao, en donde implementan procesos, y con una aseguradora en Colombia.

Sin embargo, comenta que no es fácil exportar porque “hay varios temas normativos…deben ser un poquito más flexibles con los proveedores tecnológicos”.

En cuestión de créditos, a los desarrolladores de tecnología nos tratan como “uno más”, sería bueno tener facilidades.


Salud

Francisco Olmedo Hermida, Ingeniero de Sistemas y una Maestría en Ingeniería en Software, representante de Softcase (creada en 1999); y, Skydata (2010), explica que la una compañía produce software de salud para hospitales a nivel nacional y farmacias. Iniciaron como un proyecto de SOLCA.

La competencia de esta empresa cuencana, que da empleo directo a 12 personas, dice Olmedo, es el software de extranjeros.

Ahora están emprendiendo en software para sistemas de aseguramiento, informa Rina Ortega Amoroso, Ingeniera en Sistemas, funcionaria.

Skydata, empresa del mismo capital accionario, se especializa en la consultoría técnica para hospitales, con modelos y procesos de implementación de tecnología y soporte técnico.

En estos años han creado diversas aplicaciones para el sector salud en varios núcleos como financiero, administrativo y contable del hospital.

El software de gestión hospitalaria, que controla o gestiona todo el proceso de información médica dentro del hospital desde el área de triaje, diagnóstico, terapia, gestión y más y más. (ACR)-(I)