El chicle bola con más de medio siglo en el mercado

Confiteca, empresa ecuatoriana fundada en 1963, se dedicó desde sus inicios a la fabricación del primer chicle bola ecuatoriano, Agogó. La goma de mascar que ha acompañado a generaciones invitándoles a vivir a una vida redonda.

2120

Agogó es una marca con más de medio siglo en el mercado, se conoce como un caso de éxito para ser analizado con un producto que rebasa el corte generacional. ¿Cuál ha sido la clave de su éxito para mantenerse vigente?
Confiteca es la empresa No. 11 en el mundo en la fabricación de gomas de mascar. Es así que, Agogó a lo largo de su trayectoria se convierte en la marca No. 1 en la categoría de chicles en Ecuador de acuerdo a la Unidad de Investigación Económica y de Mercadeo, Power Brands de la Revista Ekos.
El chicle bola que invita a vivir una vida redonda es una marca auténticamente ecuatoriana que se ha convertido en un ícono nacional saboreado y recordado por todos. Sin embargo, la marca entendió que para mantenerse en el mercado por más de medio siglo, debía innovar en sus sabores, colores, tamaños y calidad, pero siempre manteniendo su redondez, atributo recordado y valorado por sus consumidores.
Inicios de Agogó
La fabricación de Agogó inició a finales de los años 60 cuando en el mercado ecuatoriano solo existía una marca de chicles importados y cuyo formato era, en pastilla. Es ahí, cuando nace la necesidad de crear una marca local, que entienda a su consumidor y que se diferencie por su formato y divertidos colores, con la elaboración del primer chicle bola en Ecuador.
Cuando se menciona Agogó en una conversación salen a la luz diversas anécdotas que nuestro abuelos, padres, tíos, hermanos que recuerdan con alegría y cariño a la marca que a través de los años ha acompañado a cuatro generaciones. Para ello, debemos conocer cómo se ha comportado este producto con su usuario para no decaer a través de los años, y captar la atención de los consumidores y fidelizarlos en una época donde resultaba difícil.
Agogó ha sabido mantener una línea clara y consistente de comunicación utilizando las nuevas tecnologías, adaptándose a las nuevas realidades que el mundo global le presenta. Su marca paraguas, Confiteca sabe bien que el posicionamiento más difícil de lograr en un producto de cara al consumidor, es el atributo de forma. Al poseerlo, se ha encargado de masificar su mensaje, creando un relación y un vínculo de consumidor – marca, en donde se apela por la diversión de vivir una vida sin limites, sin vértices, no aburrida, Una Vida Redonda.
Hoy, esta reconocida marca vende mensualmente alrededor de 50 millones de unidades de chicles, los mismos que llegan a todos los rincones del país. Adicionalmente, Agogó ha logrado su internacionalización y se encuentra en mercados como Argentina, Bolivia, Panamá y México.