3 consejos básicos para asegurar el crecimiento de todo emprendimiento

854

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) cumplen un papel fundamental en la economía global y local. De acuerdo con una publicación de la International Council for Small Business (ICSB), estas unidades de negocio representan más del 90% del total de empresas a nivel mundial y generan entre el 60% y 70% del empleo. En Ecuador, representan el 42% de las empresas. Con la finalidad de empoderar más a las Pymes en el país y permitirles ser competitivas, Oriente Seguros comparte los 3 aspectos básicos que todo emprendedor debe tomar en cuenta al iniciar su propio emprendimiento. Estos aspectos le permitirán mantener el negocio y hacerlo crecer de manera exitosa y segura.

1. Identificar los riesgos y su repercusión: El hecho de que se trate de una pequeña o mediana empresa no significa que la exposición al riesgo no sea grande. Por el contrario, es cuando más valioso resulta hacer un análisis integral del riesgo, el cual debe ser ejecutado por un experto, a través de una inspección. Para esto es importante tomar en cuenta algunas variables: tipo de empresa, tamaño, actividad que desempeña, producto y/o servicio que ofrece. Este informe permite conocer los principales riesgos, tanto generales como particulares conforme a la actividad, para establecer un plan de acción para enfrentarlos. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el 36% de las Pymes, está expuesta a sufrir un robo y el 14% enfrentará una demanda por incumplimiento de contrato o por desatención a sus obligaciones laborales. Otros riesgos a los que están expuestas a diario son: incendio, rotura de maquinaria, daños en el equipo electrónico, terremotos, sismos, robo de información, entre otros.

2. Protegerse de lo inesperado: Una vez que los riesgos han sido identificados, el siguiente paso es protegerse. ¿Cómo? existen varias herramientas y soluciones para minimizar los riesgos, los cuales deben ser atendidos ya que pueden poner en juego la continuidad y/o estabilidad del negocio. Estos instrumentos comprenden desde Planes de Prevención y Protocolos de Acción frente a determinadas situaciones como terremotos, incendios, entre otros; hasta pólizas de seguros de protección del patrimonio (de la infraestructura, maquinaria, vehículos y personal). Además, existen dispositivos de seguridad básicos como contar con instalaciones adecuadas y equipadas con salidas y señalética de emergencia, extintores, entre otros. Estas medidas permiten responder y minimizar el impacto de manera oportuna. Representan la oportunidad de sobrevivir a cualquier tipo de siniestro, asegurando la continuidad del negocio y competir en igualdad de condiciones con otras empresas de mayor capacidad financiera y mayor experiencia en el mercado.

3. Protección especializada: El tipo de actividad del negocio es un factor fundamental para definir la protección que necesita. Existen soluciones especializadas que permiten desde garantizar la correcta operación de los negocios (en términos económicos y técnicos), hasta brindar protección a los empleados, sus familias e incluso a terceros vinculados a la empresa como contratistas o proveedores. Las pólizas de seguros existentes en el mercado abarcan coberturas que protegen la propiedad o el bien como tal, amparan la responsabilidad civil o los daños a terceros que en el giro del negocio se pueden ocasionar. Así también, los seguros empresariales indemnizan las pérdidas ocasionadas de manera accidental, súbita e imprevista a las estructuras, maquinarias, mercancías, vehículos, contenidos y demás bienes que conforman el patrimonio del asegurado y por el cual éste es responsable. Del mismo modo, los seguros proveen de coberturas que permiten cuidar la salud y la vida de los colaboradores, accionistas e inclusive sus familias en caso de accidentes.

Sobre las coberturas de los seguros para Pymes:

● Incendio y líneas aliadas: Cubre los activos asegurados por la pérdida ocasionada cuando ocurre un incendio, cae un rayo, se producen explosiones, terremotos, erupciones volcánicas, motines, huelgas, inundaciones o colapsos.
● Robo: Cubre pérdidas como consecuencia de robos o asaltos sufridos en la empresa.
● Equipo Electrónico: Esta cobertura está destinada a reparar las pérdidas o daños de equipos electrónicos, que pertenezcan a la empresa y que se encuentren dentro del predio asegurado.
● Transporte: Muy útil para garantizar la integridad de cualquier objeto o mercancía en un trayecto determinado dentro y fuera del país.
● Rotura de Maquinaria: Cubre los daños internos accidentales o imprevistos, causados a maquinaria utilizado para el proceso industrial de la empresa.
● Lucro Cesante (Por incendio y rotura de maquinaria): Cubre las pérdidas de la utilidad económica causada por un siniestro.
● Responsabilidad Civil: Esta póliza ampara los daños y/o lesiones causados a terceros y/o sus propiedades durante la ejecución de un contrato determinado.
● Fidelidad: Ampara los actos de infidelidad de los funcionarios y / o empleados bajo relación de dependencia.
● Fianzas: Garantiza el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el asegurado en la firma de un contrato con un tercero para la prestación de bienes y servicios.