Familia pide justicia: crimen de Anabel no tiene culpables

Han transcurrido dos años de la muerte de Anabel Estefanía Muñoz Lupercio, de 13 años; el crimen está en el olvido.

1121
María Lupercio sostiene la fotografía de su hija Anabel Estefanía; la progenitora solicita que continúen las investigaciones del crimen.

José Muñoz y su esposa María Lupercio piden a las autoridades que no quede en la impunidad el crimen de su hija Anabel Estefanía, quien tenía 13 años. Han transcurrido dos años desde que ocurrió la muerte violenta y el caso está en el olvido; no hay resultados de las investigaciones que permitan sancionar al o los criminales.

La cuencana Anabel Estefanía desapareció el 1 de julio del año 2016 luego de que salió de su vivienda ubicada en el barrio Los Tubos del Tejar con dirección al Control Sur donde está ubicado el establecimiento donde estudiaba, 17 días después su cadáver fue hallado envuelto en un plástico y con signos de violencia, en el río Yanuncay, en Barabón, Cuenca. La necropsia reveló que la muerte fue a causa de asfixia por sofocación.

El hecho marcó a la familia de la víctima.

José Muñoz, padre de la ahora fallecida, relata que a raíz de la muerte de su hija todo ha cambiado y se siente impotente al no ser escuchado por las autoridades. Él aún guarda intacto la última conversación que tuvo con su hija en la que acordaron verse en la tarde para ir a comer una salchipapa, pero ella nunca volvió.

Señala que hay un rencor que lo invade al saber que las personas que cometieron el delito están libres.

El progenitor guarda en su corazón los buenos momentos que compartió con su hija, como ir los domingos a misa. Precisa que el siente que las autoridades no hacen nada porque la familia que reclama es pobre.

Hace un año se percataron que ellos era perseguidos por los ocupantes de una camioneta pero no recibieron ayuda de las instituciones de control a pesar que dieron el alerta.

María Lupercio, madre de Anabel Estefanía, con desconfianza solicita a las autoridades que no quede en la impunidad la muerte de su «Nena» como llamaba a su hija.

La madre recuerda que Anabel el día de la desaparición salió de casa para clases de recuperación porque se quedó suspensa en la materia de dibujo técnico. María guarda la nostalgia de que no le compró a tiempo un libro que le hacía falta a la menor, puesto que era buena estudiante. «Me siento culpable», expresó.

La mamá recuerda que tras la desaparición la búsqueda de Anabel por parte de las autoridades no fue inmediata. Actualmente, la última diligencia por parte de los investigadores fue una solicitud de prueba de ADN para descartar hipótesis, pero nada más. (KOQ)-(I)

DETENIDOS:

– En el año 2016, días después del hallazgo del cuerpo, la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía desarrollaron un operativo y detuvieron a cuatro jóvenes.

– Luego del proceso judicial, las autoridades confirmaron el estado de inocencia de los cuatro jóvenes que fueron detenidos para las investigaciones y ordenaron su libertad.