José Bolívar Castillo dejó el poder a Piedad Pineda, vicealcaldesa

Legisladores y la Corte Constitucional han ido cada vez restringiendo recurso, según exjuez electoral.

4813

La revocatoria de mandato de José Bolívar Castillo, experimentado político, de 73 años, como alcalde del cantón Loja, en la provincia del mismo nombre, deja un precedente en todo el Ecuador.

El pasado domingo, 190.450 electores fueron convocados a las urnas en esa ciudad, conocida como La Centinela del Sur, para resolver el futuro de su primera autoridad, que ha estado en cuatro periodos frente al Municipio de Loja.

Segundo Armijos, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Loja, fue quien propuso revocarlo del poder por una supuesta arbitrariedad en la implementación de las fotomultas, para controlar el exceso de velocidad.

Y de acuerdo con el Consejo Nacional Electoral (CNE), el 70,92 % votó Sí para que Castillo deje el cargo, y un 29,08 % sufragó por el No. En total hubo 136.489 votos válidos, 668 en blanco y 3.955 nulos.

Roberto Cabrera, director de la Delegación del CNE en Loja, confirmó que una vez notificados los resultados tanto la autoridad revocada como el proponente tienen un plazo de 48 horas para impugnar o apelar.

Sin embargo, el alcalde decidió aceptar la votación y dejó el poder a Piedad Pineda, la vicealcaldesa, con quien actualmente hay una disputa porque su designación dada en 2017 fue impugnada.

Recorrido

Castillo tiene un largo recorrido en política. De 1984 a 1986 fue diputado por el partido Democracia Popular (DP). De 1988 a 1992 fue la primera Alcaldía con el auspicio de la Izquierda Democrática (ID).

En 1996 por segunda vez llegó a la municipalidad con la DP y en 2000 fue reelecto en esta dignidad. En 2004 busco reelegirse con su movimiento Acción Regional por la Equidad (ARE) pero no ganó.

En 2007 fue elegido diputado por esta organización política y en febrero de 2013 resultó escogido asambleísta por la jurisdicción provincial de Loja. Un año más tarde renunció y se postuló nuevamente para la alcaldía lojana y triunfó.

Para Jorge Moreno, exjuez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), “los legisladores y la Corte Constitucional del Ecuador (CCE) han ido cada vez restringiendo la revocatoria del mandato…”.

Esta consta en la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas, en la Constitución del Ecuador y en el Código Orgánico de Organización Territorial, Descentralización y Autonomía (COOTAD).

Recordó que en 2008 cuando se incluyó la revocatoria, que es para cualquier dignidad de elección popular, en la Carta Magna, algunos legisladores propusieron que no se establezcan causales y así fue.

Con esto, según Moreno, en 2010 se propusieron decenas de pedidos para sacar a las autoridades de sus cargos y algunos fueron aceptados. “Pero inmediatamente el poder fue más fuerte que el principio democrático…”, refirió.

Esto porque representantes de las autoridades sobre todo de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) presentaron una medida cautelar ante la CCE, instancia que suspendió la revocatoria.

Además, pidió a la Asamblea Nacional que reformule esta figura y establezca límites y así lo hizo. Puso como condiciones, por ejemplo: incumplimiento del plan de trabajo; y por inobservancia a la participación ciudadana y atribuciones.

Pero, además, en la Ley Orgánica de Participación Ciudadana consagra una serie de requisitos, “en el fondo para impedir la revocatoria del mandato, y es más queda supeditado a la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE)…”, dijo.

“Pensar en una revocatoria de mandato en los términos en los que está en la ley es bien difícil, y ahora dieron paso a esta revocatoria de Bolívar Castillo probablemente porque los miembros del CNE quieren quedarse…”, acotó. (CSM)-(I)