¿Un crimen de estado?

437

Se reactivó el denominado “Caso Gabela”, a raíz de la denuncia sobre un supuesto ocultamiento de las conclusiones del perito argentino que investigó el asesinato del ex Comandante de la Fuerza Aérea general Jorge Gabela, y ellas señalarían que no fue un caso de delincuencia común, como determinaron los informes de otras instancias de organismos del estado, sino que sus móviles tendrían que ver con las actividades del militar fallecido en su área de competencia.

Este caso ha cobrado interés nuevamente con la comparecencia del experto argentino que investigó el caso, a fin de que rinda su versión. Cabe recordar que desde el asesinato del general Gabela, hace ocho años, su viuda y familiares sostienen la tesis de que se trataría de un “Crimen de Estado”, habida cuenta las denuncias que el militar presentó con motivo de la adquisición de la flotilla de helicópteros Dhruv, varios de los cuales se accidentaron en aparatosos estrellamientos sucesivos, a pesar de que se trataba de aeronaves nuevas. Gabela en la condición de su rango, fue quien se opuso a la adquisición de los helicópteros.

Cuando han existido varios cabos sueltos en la investigaciones sobre el asesinato del general Gabela, es indispensable que las indagaciones continúen y se reabra totalmente el proceso y las investigaciones, con las respectivas conclusiones a las que en su momento se llegó, porque la versión oficial señalaba que el militar fue ultimado por delincuentes comunes, sin que se haya establecido una vinculación del asesinato con sus actividades dentro de las Fuerzas Armadas. Estas conclusiones, precisamente, fueron rebatidas por las del informe del experto argentino contratado para investigar el crimen, luego de que las primeras conclusiones no satisficieron ni a la familia del fallecido ni a otras instancias. Averiguar las causas de la desaparición de la última pieza del informe entregado por el experto argentino, ayudará sin duda a esclarecer un asesinato calificado por los familiares del militar fallecido como “Crimen de Estado”.