Municipio organiza por cuarto año las Asambleas Ciudadanas que serán hasta el 30 de junio

618
Los eventos se realizan durante la noche en los diferentes barrios de la ciudad. Participan la ciudadanía y los técnicos municipales. LCC

La demanda de obras de servicios básicos, sigue como principal solicitud de las personas que participaron en la primera semana de las Asambleas Ciudadanas Deliberativas del Municipio, realizadas del 18 al 23 de junio. Este es el cuarto año consecutivo que el Cabildo organiza estos encuentros.

Los pedidos de construcción de alcantarillado son la característica principal de las parroquias que están en zonas de expansión, como el caso de San Sebastián y Bellavista explicó ayer Iván González, director de Participación y Gobernabilidad del Municipio.

En el caso de parroquias consolidadas, que están dentro del área urbana, como la parroquia Sucre por ejemplo, las solicitudes tienen que ver con temas de seguridad y cuidado del patrimonio, pues estas ya tienen servicios básicos y vías en buen estado.

A decir de González, en esta primera semana se notó un incremento del 10 % en la participación de ciudadanos a diferencia del año anterior. “No solo acuden dirigentes barriales, sino ciudadanos que por su cuenta vienen a solicitar proyectos y obras”.

Cumplimiento

Para Julio Farfán, habitante de la parroquia El Batán, las Asambleas son buenas porque dan la oportunidad para que las personas sean escuchadas por las autoridades y los técnicos del Municipio. De esta forma se pueden hacer obras de mejor forma. Sin embargo, opinó que los trabajos deben ejecutarse en virtud de la urgencia de los pobladores y no esperar hasta que sean priorizadas en las Asambleas.

Por ejemplo en el barrio La Victoria del Arenal, en la parroquia Yanuncay, sus moradores comentaron que en el 2016 en las Asambleas Ciudadanas se priorizó la pavimentación de la calle Cantón Portovelo, desde el Camino Viejo a Baños hasta la Manuel Arturo de Cisneros; así como el mantenimiento de una quebrada que está junto a la calle y que causa mal olor y riesgo para los habitantes. La extensión es de aproximadamente 350 metros (m).

La obra debía estar lista para noviembre del 2017, pero hasta la fecha no se ha realizado nada.

Los habitantes se acercaron a la Unidad Ejecutora del Municipio en donde les indicaron que se cuenta con el presupuesto. En otras instancias les indicaron que la obra se ejecutaría hasta finales de julio o primeros días de agosto, pero aún no se interviene el lugar.

Al respecto, Iván González, señaló que hay que revisar si el requerimiento del barrio fue priorizado, pues haber hecho el pedido de una obra en la Asamblea no significa que quede priorizada para su ejecución. (PVI)-(I)