Interés por supresión del 100% de ICE en cocinas

Si el presidente elimina impuesto, aumentarán la producción, ventas y mano de obra en las fábricas.

1272
Laura Morocho, en la sección electrodomésticos del Coral Centro de las Américas, junto a algunos de artículos disponibles. PSR

La Asamblea Nacional aprobó la Ley de Fomento Productivo enviada como proyecto económico urgente por el presidente Moreno, parte del mismo es la eliminación del 100 % de Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) en la venta de cocina a gas fabricadas en el país. Ahora debe ser aprobado por el Ejecutivo.

El presidente de la Comisión del Desarrollo Económico de la Asamblea, Esteban Albornoz, acogió cambios al proyecto presidencial, entre ellos la supresión del ICE a las cocinas, exenciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a vehículos eléctricos de carga y un 0 % de IVA para carrocerías de buses armadas en el país.

La disposición, de convertirse en Ley, tendrá acogida en el sector comercial. Edin Bustamante, del Coral Centro, señala que una cocina es un bien necesario y deseado.

Con la reforma, quien necesite una cocina podrá optar por una mejor por el mismo dinero: ya no una cocina de mesa sino una con horno y de última tecnología y las propias empresas fabricantes producirán más y contratarán mano de obra.

Rebajar el costo en las cocinas nacionales tendrá repercusión y efecto multiplicador y el dinero que no se pague en impuestos será destinado al ahorro o a nuevas compras.
La familia que no compraba una cocina si no le alcanzaba el dinero ahora podrá hacerlo o buscar mejor calidad. Así mismo, al rebajar el precio ya no será atractivo ir a la frontera con Perú para adquirir el artículo.

Judith Guambaña, de almacenes AUVI, en el Centro Histórico, reafirma que la eliminación el impuesto a los consumos especiales beneficiará a todos.

Según explica, por el impuesto, hoy los clientes compran pero en su mayoría solo por necesidad y no por renovar sus electrodomésticos como antes, cuando las familias cambiaban los enseres y hasta los muebles de la casa.

La comerciante asegura que desde que se aplica el impuesto a los consumos especiales hubo una importante caída en las ventas. Otra causa sería la inflación, lo que afectaría más al sector rural, donde algunas familias habrían vuelto a usar leña para cocinar.

Supuestamente el impuesto era para impulsar las ventas de las cocinas de inducción pero no resultó. “De ciento, apenas uno pregunta por las de inducción”, señala. La venta de estas también cayó y mas bien han optado por no pedirlas.

“Por la eliminación de este impuesto, que constituye un “desincentivo”, las familias ecuatorianas van a agradecer a la Asamblea y al Ejecutivo”, subraya Xavier Mora, presidente de la Asociación de Industria de Línea Blanca del Ecuador, (ALBE).

Avisora que con el aumento de producción y ventas de estos electrodomésticos se recuperará el mercado formal, aumentará la mano de obra en unas 4.000 fuentes de empleo entre fabricantes y comerciantes, bajará el contrabando y subirá la recaudación de impuestos de IVA y renta para el propio Estado; y además, espera se aumente las exportaciones de estos artículos en unos 50 millones de dólares. (AVB)-(I)