Andrea Echeverri: “Aunque he oído reguetón…no todo es horrible”

970

La colombiana Andrea Echeverri de la banda de rock en español Atercipelados, conversó con nosotros sobre su nuevo disco “claroscura”, los nuevos géneros musicales, próximos conciertos y el machismo.

Andrea y Héctor Buitrago, quienes, hace pocos días fueron invitados a ofrecer una charla sobre ecología por parte de la Prefectura del Azuay en Cuenca, empezaron a tocar juntos en una banda llamada Delia y los Aminoácidos en 1990; sin embargo, fue en 1993 cuando lanzaron su primer disco como Aterciopelados.

Recientemente lanzaron “Play”, canción compuesta por Andrea, que ya cuenta con video oficial en YouTube. A decir de la artista, ese es un tema claro.

Cabe destacar que dentro de los 13 temas que conforman el disco se encuentra como bonus track un homenaje a Juan Gabriel: “He venido a pedirte perdón”.

Aterciopelados ha iniciado su gira promocional en Colombia y Estados Unidos; próximamente estarán en Honduras, México y España.

Cuentan con una gran trayectoria, ¿cómo ha sido esa experiencia?

Mucho tiempo de construcción, de identidad, de estética, y conceptual también, porque a través de nuestra carrera hemos encontrado temas importantes de los que hablamos en nuestras canciones como la ecología y el feminismo, lo antibélico y ancestral.

Se encuentran con nuevo disco. ¿A qué se debe su nombre?

Se debe a una cosa como de contrastes, entonces, somos dos compositores y miembros muy distintos, pues él es hombre, yo mujer, es como que fuéramos unos personajes de cómic que tienen como humor y exageración, porque en realidad nadie es totalmente claro ni oscuro, todos tenemos nuestros grises. Es decir, él es claro porque es ecológico, vegetariano, no bebe ni fuma, está en armonía con la naturaleza y yo soy oscura. Entonces mis canciones como que son más personales, entonces por eso el nombre. Y también cuando oyen las canciones hay unas muy lindas, luminosas, positivas y hay otras deprimidas, oscuras, tristes.

Sobre la composición…

Digamos que ese disco contiene canciones como de varias etapas porque, de hecho, el último disco de Aterciopelados con canciones nuevas fue en el 2008 y se llamó “Río”; luego de eso hubo un periodo en el que cada uno hizo un proyecto solista, él tiene un proyecto que se llama “Conector” que es básicamente ecológico y yo uno que se llama “Ruiseñora” que tiene que ver más con derechos humanos y el feminismo. Pero tengo ahí canciones que tocaba con “Ruiseñora” desde hace años, pero, digamos hay muchas canciones feministas que son parientas de pronto al “El estuche” que habla de ser mujer, de habitar en un cuerpo femenino, en una sociedad capitalista donde el cuerpo y la sexualidad femenina son protagonistas como de una estructura comercial. Yo sufro eso todos los días, tengo una hija de 16 años y pues como que uno siente esa presión, hay canciones que van por ahí, pero Héctor también escribe canciones feministas.

Justamente el feminismo es un tema fuerte en sus canciones. ¿Cree que hay avances en contra del machismo?

El machismo continúa, pero bueno, yo siento que por un lado hay avances; hace años ni si quiera votábamos… Antes, las mujeres no opinaban, no estudiaban, ahora estamos en otro lugar, pero me parece que con la hipersexualidad de la sociedad estamos echando para atrás, la hipersexualización de la sociedad siento que es más pesado. Antes había como un poco más de elegancia y misterio en la sexualidad, ahora es de frente y eso es muy complicado.

¿Cree que con estos géneros de moda como el reguetón y trap influyan en la hipersexualidad, y debido a su popularidad esté quedando el rock de lado?

Pues digamos que no estamos masivos, pero ahí estamos y yo tengo personalmente muchos colegas que hacen una música súper como Café Tacvba, Los Fabulosos Cadillacs y mucha gente que todavía hace cosas muy chéveres. Pero lo que está de moda es otra cosa; de alguna manera siento que las cosas que pasan no son por culpa del reguetón sino son producto de esta sociedad que hemos construido entre todos. La idea es resistir y seguir enviando mensajes contrarios de alguna manera. Aunque he oído reguetón por mis hijos, no todo es horrible porque hay unas canciones simpáticas, incluso unos de buena onda. (MAA) (E)