El domingo se cumplirá consulta revocatoria contra Bolívar Castillo, alcalde

4831

A pesar de que la campaña por la revocatoria del mandato de José Bolívar Castillo, alcalde del cantón Loja, terminó el pasado jueves, este viernes 22 de junio aún había propaganda electoral en algunas zonas de esta ciudad.

Por ejemplo, en el sector de la avenida Universitaria quedó un cartel con la palabra Sí con letras amarillas, mientras que en la calle Celica, había otros con la leyenda No.

Este último fue retirado cerca del medio día.

Y es que esta polarización entre el Sí y el No, que son las dos únicas opciones con las que los lojanos decidirán si Castillo sigue o no al frente del Municipio de Loja, se siente en las calles.

Lucía Guamán, comerciante de 49 años, cree que el “Chato”, como es conocido en esta urbe le “ha dado un cambio a Loja”, especialmente, en lo que respecta al ordenamiento.

“Antes los mercados eran un desorden total, en los parques se instalaban puestos de ventas y nadie podía hacer nada… En algunos barrios cerca del centro no había ni agua potable…” dice.

En la parroquia Chuquiribamba, a unos 49 kilómetros (km) del centro de Loja, dice Guamán, recientemente Castillo inauguró un moderno mercado, además de un sistema de alcantarillado pluvial y un centro de interpretación turística.

Pero además, según coinciden Lina Sandoval y Julio Bermeo, del sector céntrico, una de las principales obras de Castillo, es la regeneración urbana en la que ha invertido unos 65 millones de dólares.

“Aunque a nosotros mismo nos va a tocar pagar esa plata, pero por lo menos se ve algo de obras y eso ayuda a que el turismo venga y deje algo de recursos para la ciudad…”.

El criterio de los tres contrasta con el de Remigio Sandoval, quien cree que el burgomaestre a quien calificó como “un político polémico” ha llevado a la ciudad hacia un ambiente de confrontación.

“En vez de ser alguien quien llame a la paz, a la calma, a la armonía, sale a los medios de comunicación y desafía, reta, confronta, y esa no debe ser la actitud de un gobernante con su pueblo…”, sostiene.

Lorena Tamayo, activista por los derechos de los animales, concuerda con Sandoval, mecánico de profesión, en cuanto a la actitud de “desatinadas” del primer personero municipal.

Recuerda que precisamente por eso el “Chato” fue noticia a nivel nacional y hasta internacional justo hace dos años, en junio de 2016, cuando propuso desaparecer a los perros callejeros y aprovechar su carne.

“Han pasado mucha cosas aquí, una confrontación directa, obras sin planificación y con presupuestos que deben ser investigados, bastante burocracia y amenazas a quienes pensamos diferentes… “, asegura. LOJA.- (I)