“En las piletas de agua encuentro la geometría”

179
Jessica Briceño, artista venezolana radicada en Chile, después de algunos recorridos que realizara en la ciudad durante su reciente visita. PSR

Jessica Briceño, artista chilena que estuvo en Cuenca para cumplir con la exploración a la ciudad y en base a ello plantear su propuesta, recorrió algunos espacios donde se ubican las piletas. Este resorbido es la base para su propuesta que se encamina dentro de: La práctica exploratoria como método de reconocimiento de geometrías del agua en la ciudad”

El trabajo cumplido por la artista se conjuga con su obra que conserva métodos constructivos de las arquitecturas originales, que le sirven para revelar la brutalidad o sutileza de las posibilidades materiales del concreto, el fierro y otros elementos de la construcción.

Desarrollo mi obra en el ámbito de la escultura –ha dicho la artista– tomando como foco de referencia la arquitectura del agua que encuentro en las ciudades que recorro. Me interesa la tensión entre la arquitectura y la naturaleza, por eso pongo la mirada en fenómenos donde hay tensiones entre ambas partes, donde una busca someter a la otra, ya sea la arquitectura guiando un trecho de agua o la naturaleza reflejada en el musgo que crece en la esquina húmeda de una pared.”

¿Cómo entender las geometrías del agua?

Cuando hablo de la geometría del agua, es una geometría muy ortogonal humana, me interesa mucho el tema del agua en Cuenca específicamente, porque es una ciudad con una gran hidrografía, tiene cuatro ríos que la cruzan, llueve mucho; y noté que había muchas fuentes de agua, muchas piletas, entonces mi investigación está enfocada hacia eso, hacia las piletas de agua, ahí es donde encuentro la geometría lo que es de mi mayor interés investigativo en este momento de vida y es más que nada lo que tiene que ver con la geometría de la arquitectura del agua y cómo existe, funciona, se canaliza el agua en la ciudad, como llega a las casas y como se va, con los recintos donde se acumula el agua.

¿El agua es amorfa, pero toma forma en el momento que llega a un espacio, recipiente?

Exacto, esa es una de las características de esa materia que a mí me llama mucho la atención, me interesa ver que, si le pones un octágonos, sale un octágono; si se lo pone en un círculo es un círculo, así va a tomar siempre esas formas.

¿Jessica observa las cuencas o cómo es ese recorrido que hace a la ciudad, con el tema del agua?

El recorrido es como hacer una ubicación, una especie de cartografía de las piletas de la ciudad, en eso estamos buscando, midiéndolas, entendiendo las épocas en las que se construyeron, si son coloniales, modernistas, o son actuales; pero siempre las que están en el espacio público, las piletas privadas no me interesan, porque me interesa el agua como concepto público, la geometría a las que todos y todas tenemos acceso.

¿El agua cómo derecho?

Porque no. De hecho, hablé de eso en la charla, yo trabajo mucho con respecto al agua y me interesa, en gran medida, las formas en general; yo voy por la ciudad, las miro y si hay una forma que me llame la atención, las fotografío, investigo el origen de ella y muchas veces esas formas ya sea esas arquitecturas son contenedores de agua.

¿Por qué el interés en el agua desde el arte?

Nací en Venezuela, cinco años viví allí. Luego viví en Quito por ocho años; y después fui a vivir en Santiago de Chile y, tanto en Caracas como en Quito fue, mientras viví allí, un recurso muy inestable y no se podía garantizar el abastecimiento en la ciudad, había cortes de luz por falta de agua, en fin, siempre fue como una cosa misteriosa e inestables, y cuando llegué a Santiago el asunto del agua era algo más estable, y entonces allí que empezaron a aparecer ante mí estas grandes geometrías de concreto que acumulan agua.

¿El agua en los tres estados líquido, sólido y gaseoso están en el interés de la artista?

Creo que todas sus formas me interesan, pero no me he metido más allá en las formas naturales del agua, tato como los ríos, lagos, nevados, nubes, pero es como que no puedo con ellos, siento que es supremo; por lo pronto estoy en vías de investigar sobre ríos y hacer bras que tengan que ver con los ríos, pero por lo pronto como que las cosas de la naturaleza puedo mirarlas, apreciarlas, todavía no he sabido como con qué operación trabajadas.

¿Cómo entra en relación esas geometrías del agua en las piletas de la ciudad con la gente?

Las piletas, los pozos son como hitos en la ciudad marcan algo, un pozo de agua es como un lugar donde uno va a buscar el recurso, una pileta es como decir este lugar es importante, un espacio de reunión social, o es un espacio que conmemora algo o alguien, la pileta de San Blas que tiene un busto, o la de San Sebastián que tiene una geografía árabe, entonces es como empezar a leer esas capas, uno de los orgullos de Cuenca es que antes de la colonia estaban los incas, los cañaris, son como capas sobre capas antropológicas, políticas. Entonces esa pileta de San Sebastián que tiene estilo árame muestra la conquista de los árabes a los españoles.

¿Del recorrido sale información para la obra?

Yo siempre trabajo como formando archivos, eso me interesa. Voy definiendo que puntos de la ciudad me interesan, hago mis propias clasificaciones, junto la fotografía y eso es un trabajo complementario; lo que voy hacer con estas piletas, creo que quede en el misterio… el resultado dará cuenta que hay un recorrido. (BSG)-(I).