Todos los reconocimientos entregados al Cura César Cordero serán retirados

El Concejo Cantonal de Cuenca revocó la presea Hermano Miguel, que en 1981 le fue entregada al sacerdote César Cordero, hoy investigado por abuso sexual a menores de edad.

726

El Concejo Cantonal de Cuenca resolvió en sesión extraordinaria retirarle a César C., sacerdote de Cuenca, la presea Hermano Miguel, que le fue entregada en 1981.

Esto como una sanción moral a este sacerdote, quien actualmente es investigado por denuncias de abuso sexual a menores de edad, y ha sido suspendido por la Arquidiócesis de Cuenca.

En la sesión, la “silla vacía” fue ocupada por Pedro Gutiérrez, en representación del colectivo ciudadano Abusos de fe, y Andrés Palacios como patrocinador de los denunciantes.

Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca, concluida la reunión, explicó que la resolución que tomaron por unanimidad además comprende que le serán quitados todos los reconocimientos que le hayan sido dados por las entidades municipales.

“Con esto y haciéndonos eco de la conmoción que se ha dado a nivel local y nacional se ha tomado la mejor resolución desde luego en manifiesto en el cual nos solidarizamos con las víctimas…”, precisó.

El cuerpo edilicio igualmente pidió a la Junta Cantonal de Protección de Derechos que cumpla con su tarea de manera efectiva en estos casos y a la Fiscalía de Azuay que investigue estos hechos con prontitud para evitar impunidad.

Asimismo, resolvió solicitar a la Administración Municipal, generar un espacio público de forma de reivindicación de los derechos de las víctimas de abuso sexual. (CSM)-(I)