Chequeos previenen el cáncer de próstata

830
El examen del tacto rectal es la principal forma de detectar el cáncer de próstata. Cortesía

El tacto rectal es la principal forma de prevenir el cáncer de próstata, enfermedad cuyo día mundial se conmemora hoy y que es el más frecuente en hombres sobre los 45 años de edad.
Según el Registro Hospitalario del hospital de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (SOLCA) Cuenca del periodo 2012-2016, el cáncer de próstata ocupa el primer lugar de casos de tumores atendidos en esta casa de salud.
Además, durante el mencionado periodo, la mayoría de tumores de próstata se presentaron en pacientes a partir de los 60 años.
Está comprado que una de las principales causas que provocan esta patología es el factor genético o hereditario, indica José Medina Coello, urólogo oncólogo de SOLCA.
“El factor hereditario significa que en una misma familia se hayan registrado tres personas con cáncer de próstata”, dice.
Otros factores que relacionados con la aparición de la enfermedad “aunque no son 100 % seguros” son: el consumo de grasas saturadas, exposición al cadmio y a ciertos insecticidas.

Prevención

La enfermedad en su etapa inicial en la que se puede curar “no presenta síntomas de ninguna clase” señala Medina.
Si el cáncer ya ha avanzado el paciente presentará dolor de los huesos o dolor óseo, sangrado en la orina, obstrucción urinaria, obstrucción de los riñones, entre otros. De ahí la importancia de la prevención, ya que según el especialista, en la ciudad las personas esperan sentir molestias y estar en un etapa avanzada para acudir al médico. “Estos pacientes ya no son candidatos a terapias para curarse”.
Para prevenir el cáncer de próstata hay que tomar en cuenta el factor genético o si se es un paciente “común y corriente”.
En el caso de los “pacientes comunes” el tacto rectal es la principal prueba para saber si tiene este cáncer
Este examen no es doloroso y tampoco es molestoso como se cree, y debe realizarse una vez al año a partir de los 45 años. (PVI)-(I)

CONTROLES

– El tacto rectal, un antígeno prostático específico y un ultrasonido son los principales exámenes que los hombres deben realizarse por lo menos una vez al año a partir de los 45 años para prevenir el cáncer de próstata.