Esteban Enderica: entonar el Himno Nacional en el podio es algo mágico

558
Esteban Enderica, triple medallista de Juegos Sudamericanos. JMB

El Ministerio del Deporte y la Federación Deportiva del Azuay (FDA) recibieron ayer a los nadadores azuayos, liderados por Esteban Enderica, que alcanzaron medallas en los Juegos Suramericanos de Cochabamba, Bolivia.

Los homenajeados fueron: Miguel Armijos, quien debutó en dicha cita y obtuvo la medalla de bronce en la prueba de 200 metros mariposa; así como Nathaly Caldas, tercera en la modalidad de aguas abiertas y Enderica, triple medallista en 400 (bronce) y 1.500 metros libres (oro) y 10 kilómetros de aguas abiertas (oro).

Enderica, quien combinó las pruebas de pileta y fondo para otorgar dos medallas doradas a Ecuador, conversó con Diario El Mercurio sobre su presente y futuro. A continuación las declaraciones del deportista de 27 años que a mediano plazo se proyecta a Juegos Olímpicos Tokio 2020:

¿Qué se siente escuchar el Himno Nacional en el podio mientras la bandera de Ecuador flamea por todo lo alto?

Son sentimientos indescriptibles, a la final es el premio a todo ese esfuerzo que se hace a diario. El solo hecho de cantar el Himno Nacional es algo mágico no se diga cuando flamea nuestra querida tricolor en el primer lugar del podio.

A parte es algo indescriptible las palabras de reconocimiento de muchas personas demostrando todo ese cariño y afecto. Es muy motivante sentir que todo el país te respalda…Son sensaciones únicas…

-¿Piensa que regresó en su mejor forma después de salir de su lesión?

Tuve un año de para después de Juegos Olímpicos. En el 2017 no participé en Juegos Bolivarianos por una decisión técnica y hoy en día representar a mi país y ganar dos medallas de oro, es algo único e inexplicable a la vez.

-¿En qué parte se marcó la diferencia en las carreras donde consiguió las medallas de oro?

En piscina, desde la mitad de la prueba. En los 700 metros alcanzo y le paso al brasileño para seguir con mi ritmo de competencia. Creo que en ese momento se da el quiebre en los 1.500 metros libre.

En los 10 kilómetros se marca la diferencia desde el primer metro, doy la primera vuelta, subo el ritmo y a falta de cinco kilómetros peleábamos el primer lugar solamente tres deportistas.

Faltando 1.500 metros, el venezolano se juntó a mi lado. Al ver esto me decía: ¡Vamos con todo hasta el final!

A 500 metros de la llegada tomé más ritmo y saqué fuerzas de flaqueza para ganar la competencia.

-¿Cuáles son los próximos retos?

Participaré en la Copa Mundo de Aguas Abiertas en Hungría en dos semanas. Estaremos representando a Ecuador en los 10 kilómetros el 16 de junio.

Sin duda que será una competencia muy fuerte porque he realizado un fuerte desgaste después de participar en tres eventos de piscina y uno de aguas abiertas, éste último muy duro por las condiciones. Incluso tuvimos que utilizar un traje de neopreno…

Sin embargo, trataremos de recuperarnos junto a mi hermano Juan Fernando (entrenador) para llegar en óptimas condiciones.

Este año esperamos competir en agosto en el Pan Pacific que se realiza cada cuatro años. Tendrá lugar justamente donde se desarrollarán los Juegos Olímpicos.

-¿Con estos resultados espera ser recategorizado en el Plan de Alto Rendimiento?

Sí, vamos a pedir la recategorización de la beca, ya que los presupuestos han estado algo cortos. Lamentablemente por la paralización de actividades no podíamos demostrar resultados en la categoría élite.

Estamos solicitando que nos ayuden con el viaje a Tokio (para el Pan Pacific) porque es importante empezar a ver el escenario de Juegos Olímpicos.

El próximo año ya será la clasificación en el Campeonato Mundial de Corea y esperamos asegurar nuestra presencia en Tokio 2020 entre los primeros 10 lugares.

En cuanto a piscina, en el 2019, se conocerán las marcas y trataremos de cumplirlas para poder clasificar a mis terceros Juegos Olímpicos. (JMB) (D)