Dos niños serán registrados con apellidos de sus dos madres en Ecuador

Este 29 de mayo, la Corte Constitucional (CC) aceptó la acción de protección presentada por las ciudadanas inglesas Nicola Susan Rothon y Helen Louise Bicknel, para inscribir a su hija Satya Amany y su hermano Arundel, con sus dos apellidos.

936

​Este recurso lo presentaron junto a la Defensoría del Pueblo en septiembre del 2012, y fue admitido a trámite en septiembre del 2014 por la CC.

La noticia no ha sido aún oficializada, pero trascendió que la resolución se tomó con 5 votos a favor, 3 en contra y una abstención.

La pequeña Satya nació en Ecuador, pero no había podido ser inscrita en el Registro Civil porque el Estado no le permitía legalmente tener dos mamás.

La pequeña es la hija de una pareja de lesbianas británicas que residen desde hace más de diez años en Ecuador y que ha buscado registrar con sus dos apellidos a la niña, nacida en diciembre de 2011 tras la inseminación artificial de una de las mujeres.

La pareja tiene otro hijo por el que reclamaban el mismo derecho y quien fue concebido de la misma manera. Ellas mantienen una unión de hecho desde el 2010.

Según una nota publicada por BBCMundo en el 2016, el Registro Civil de Ecuador aseguraba que sí podía inscribir a la menor, pero en su cédula de identidad solo iba a aparecer el apellido de la mujer que la concibió.

Pero la pareja formada por Helen Bicknell y Nicola Rothon no estaba dispuesta a que se inscriba a la niña al igual que una hija de madre soltera, pues sentían que se afectaban sus derechos.

La Defensoría Pública emitió en su cuenta de Twitter las felicitaciones a la CC por su decisión. «Su resolución es un avance significativo para los #DerechosHumanos y el fortalecimiento de la #Justicia y la #Democracia», indicó la institución.

«Se ha reconocido una sentencia favorable en el ejercicio de derechos de Satya y de sus mamás», dijo a la AFP José Luis Guerra, abogado de la Defensoría del Pueblo que lleva el caso.

La decisión implica que «se procede inmediatamente con el registro de la niña y el reconocimiento de sus dos madres como parte de su familia», explicó Guerra.

La corte asumió el caso tras la negativa de los jueces a fallar a favor de la pareja.

«Ha sido una larga espera y finalmente ha tenido un resultado positivo no solo para ellas, sino para todo un colectivo que ha estado esperando esta sentencia por mucho tiempo», agregó Guerra.

La Constitución de Ecuador «reconoce la familia en sus diversos tipos», pero no prevé el matrimonio entre personas del mismo sexo. El país reconoce la unión de hecho de parejas homosexuales.