La Arquideócesis presentará un primer informe sobre caso de abusos

367
Familiares de Jorge Palacios, denunciante de un caso de abuso sexual contra un sacerdote, llegaron ayer a la Curia Diocesana de Cuenca. PSR

La Arquidiócesis de Cuenca tendrá mañana un primer informe de la investigación de Jaime Ortiz de Lazcano, vicario judicial de la Arquidiócesis de Santiago, en Chile, sobre las denuncias de abuso sexual contra César C., sacerdote cuencano.

Ortiz de Lazcano, quien está en Cuenca para esta indagación, es especialista en este tipo de casos y encabeza la averiguación canónica contra John O’Reill, cura sentenciado a cuatro años en 2014 por abusar de una estudiante en Chile.

Investigó de igual forma las denuncias que concluyeron con la penalización de Cristián Prech. En 2012 este clérigo fue condenado a cinco años por conductas abusivas con mayores y menores de edad.

El pasado lunes, Ortiz de Lazcano llegó a Ecuador y se reunió en Quito con Jorge Palacios, cuencano de 63 años, quien en abril pasado acusó públicamente a César C., de haberlo violado cuando tenía unos cinco años.

El religioso investigador, quien asimismo fue notario eclesiástico en el Vaticano, también receptó, por separado, una declaración de la hija del denunciante, según informó María Palacios, hermana del afectado.

Ella, ayer por la mañana, acudió a la Curia Diocesana de Cuenca, donde fue recibida por Marcos Pérez Caicedo, arzobispo de Cuenca. Tuvieron una breve conversación.
“Lo que pedimos es que las cosas se investiguen con transparencia y que la información se dé de manera oportuna para que estos casos se lleven con toda la responsabilidad…”, expresó.

Por su parte, Pérez explicó que están en un proceso de investigación previa, es decir, en la recolección de datos y de testimonios de los agraviados, familiares y testigos.
“Son testimonios que hay que ir recogiendo con mucha paciencia y prudencia… Después vendrá un segundo momento donde se establecerá si existen indicios de culpabilidad para continuar con un juicio canónico…”, declaró.

Aclaró que de llegarse a esta segunda etapa, esta se haría en el Vaticano y pidió paciencia a los allegados mientras se da esta primera fase. Ofreció que cuando tengan información oficial la harán conocer a la prensa.

Exjuez

Para Simón Valdivieso, exjuez de garantías penales en la provincia de Azuay, estos casos de supuesto abuso sexual deben ser tratados con un doble punto de vista: desde el derecho canónico y con el derecho ordinario.

Sobre la prescripción de estos hechos, que ocurrieron hace unos 50 años, es preciso esperar un pronunciamiento de los órganos tanto de la justicia canónica cuando de la ordinaria, dijo.

“El derecho canónico dice que en el caso del obispo viene a ser en términos del derecho canónico el ordinario a penas tenga conocimiento de un hecho debe abrir una investigación previa…”, detalló.

Agregó que de acuerdo con las leyes religiosas, este delito es la infracción del sexto mandamiento y es más grave aún cuando es cometido contra menores de edad. (CSM)-(I)