4 riesgos visuales a los que están expuestos los Millennials y la Generación Z

711

Los Millennial y la generación Z nacieron con la tecnología a la mano. Su tiempo pasa entre redes sociales, chats, correos electrónicos y videollamadas a toda hora del día, incluso minutos antes de dormir. Todas estas actividades ocasionan un alto riesgo visual. Pensando en ello, la doctora Karla Aguirre, optómetra de Óptica Los Andes, preparó información importante acerca de las patologías de los ojos más comunes asociadas a la luz azul (la que proyectan las pantallas de los aparatos digitales como celulares o tablets):

1. Lesiones en retina y cristalino:

Algunos estudios de investigación científica han llegado a la conclusión que una exposición prolongada a los rayos de luz azul o de luz HEV artificial (luz visible de alta energía por sus siglas en inglés) provoca lesiones fotoquímicas de la retina y del cristalino. Varios análisis epidemiológicos han demostrado que esta luz azul es efectivamente un factor de riesgo para la Degeneración Macular. “Mientras más radiación reciba de este tipo de tecnologías, el paciente es más propenso a tener problemas en la retina y en las diversas estructuras oculares”, explicó la especialista.

2. Resequedad ocular:

La prolongada exposición de la luz azul provoca resequedad en los ojos debido a la reducción del parpadeo. Esto dificulta el enfoque a distintas distancias, provocando visión borrosa y miopía temporal, que se desarrolla por tensión en los músculos oculares. Además, el hecho de no parpadear ocasiona que la calidad y la estabilidad de la lágrima ya no sea la misma.

3. Insomnio:

La luz azul de los dispositivos móviles es benéfica durante el día, ya que aumenta la atención, los tiempos de reacción y el estado de ánimo. Pero por la noche sus efectos son perjudiciales e incluso podría influir en el desarrollo de enfermedades como cáncer, diabetes, enfermedades del corazón y obesidad.
“Un estudio realizado por la universidad de Harvard, demostró la posible conexión con estas enfermedades. Tras evaluar a 10 personas a quienes alteraron sus horarios para que su ritmo circadiano cambiara, descubrieron que sus niveles de azúcar se incrementaban provocando un estado de pre diabetes, además de que se redujeron los niveles de leptina, hormona que da la sensación de saciedad después de comer”, contó la optómetra.

¿Quién no ha chateado con el celular o ha trabajado en el computador con las luces apagadas en el dormitorio? Esto representa un gran peligro para los ojos. Las pupilas en los ojos se dilatan y la luz entra o la radiación de estos dispositivos ingresa con más fuerza. “Un estudio arrojó que la exposición de dos horas antes de ir a la cama suprime un 22 por ciento los niveles de la hormona reguladora del sueño melatonina. Por lo tanto, la luz blanca brillante que emiten las pantallas de los celulares provoca interrupción del sueño durante la noche”, explicó Aguirre.

4. Degeneración macular:

Esta exposición excesiva y sin cuidado a los aparatos tecnológicos como tablets, celulares, televisores, puede hacer que se acelere hasta un 93% la desaparición de las células del ojo, provocando la aparición precoz de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), principal causa de ceguera.

Sobre los consejos para prevenir daños en los ojos:

● Ciertos dispositivos móviles tienen ya funciones de protección de la luz azul:
– iPhone/ iPad: Seleccionando la función Night Shift se altera la temperatura de la pantalla a un color más cálido, filtrando así la luz azul
– Equipos Android: Se debe usar la aplicación Blue Light Filter, Twilight, ya que éstas causan menos efectos en el ritmo circadiano (evitando problemas de insomnio) y la supresión de melatonina.

● Evitar contacto con la luz de los dispositivos, tres horas antes de dormir.

● Si por cuestiones de trabajo u otro asunto importante se requiere utilizar dispositivos electrónicos por períodos muy largos de tiempo, hay que considerar el uso de lentes que filtren la luz azul de las pantallas.