El templo de San Blas, se reabre para el público

1041

Luego de que permaneció cerca un año cerrado para obras se refacción, la noche de ayer se reabrió al público la iglesia de San Blas, unas de las edificaciones religiosas de mayor valor histórico y patrimonial de Cuenca.

Según la historia, esta iglesia es el único templo cuencano construido en forma de una perfecta cruz latina. La fachada presenta tres puertas labradas, con cuatro columnas hechas de mármol, a los lados de cada una de ellas.

Sobre la puerta central, hay una hornacina con la escultura del Corazón de Jesús. Una docena de columnas también adosadas, con varias dimensiones de sus fustes y hechas con mármol rosado.

Fotos: Luis Cobos