El Prohibido se acopla a innovaciones

182
Desde el “hi5”. Pasando por el blog, la web y las redes de ahora Facebook, Instagram, Twitter. LCC

De los postes a las redes sociales, pasando por experimentar una wordpress. Como artista plástico y como gestor cultural, Eduardo Moscoso nunca dudó en entrar al uso de las tecnologías de la comunicación e información para no solo promocionar El Prohibido Centro Cultural, como espacio para la promoción cultural alternativa, sino para entrarle al mundo de las comunidades virtuales con gente que compartía su mismo afán, sus mismas curiosidades.

¿Se acuerdan del “hi5” una de las primeras redes sociales? Esa forma de interconectarse fue la primera a la que apostó. Para Moscoso, el espacio en los medios masivos a propuestas de arte alternativo era nulo, no estaba avalado por el oficialismo; y claro, las redes salieron y con ellas se armaron sus propias páginas, son canales informativa que restan importancia a los medios convencionales y dejan mayor posibilidad de interconexión con públicos y actores.

La creación de una cuenta en redes para nosotros fue clave”, dice Eduardo, impulsor de El Prohibido desde 1996. Las plataformas digitales abrieron la ventana para visibilizarse no solo de manera local sino mundial y para crear agendas de información con la programación planificada.

Antes de la https://prohibidocc.wordpress.com/ Moscos tenía “La Gaceta del Rock”, dirigida por Adrián Martínez, una revista impresa, fotocopiada que se repartía de manera física. A sí mismo, El Prohibido usaba como medio de divulgación las fotocopias que se pegaban en los postes; las pulgas o flayer pequeños para entregar a la gente, allí estaba la información.

Todo lo que la tecnología ofrecía, El Prohibido lo adoptaba. Página web, que no resultó ser muy efectiva; blog en wordpress también; pero nada mejor que las redes sociales, cuenta en Facebook, en Instagram y en Twitter, espacios abiertos a la dinámica comunicativa, de informació y enlaces. Franco Moscoso y Juan Contreras son los community. Ellos suben el material gráfico, los eventos, la información.

Hay eventos que llegan a tener hasta 12.000 me gusta, y los seguidores de El Prohibido en el “face” supera esa cifra. Comprar publicidad en esta red es una estrategia de mercado que Moscoso la ve con buenos resultados, es barato y tiene muchos alcances.

EL Prohibido es uno de lugares que visita el turista, son gente de afuera que se acerca al espacio y muchos mantienen contacto primero con las páginas digitales. (BSG)-(I).