Acción antiminera en Molleturo deja destrozos y detenidos

336

Cerca de las 22:00 de este martes, fuentes confiables confirmaban que el campamento del proyecto minero Río Blanco, en la comunidad del mismo nombre de la parroquia Molleturo, que permanecía en poder los manifestantes antimineros desde 3 horas antes, acababa de ser quemado.

Fue ya en la mañana de ayer, que se confirmó desde la empresa minera de origen chino, Ecuagoldmining (Junefield Resources Ecuador), a cargo del proyecto extractivista de oro y plata, constató los daños materiales, pero los medios de comunicación que librando una serie de peripecias llegaron al lugar, fueron impedidos de ingresar al área por parte de la compañía, a pretexto de que el tema estaba en indagación.

Lo importante es que se actuó desde el viernes y fue el lunes que se hicieron zanjas para impedir el paso de la gente a Río Blanco, y obstaculizaron con rocas y piedras el paso, no quisieron aceptar ningún diálogo, posición de ellos es oponerse radicalmente al proyecto y en la noche de este martes apedrearon el campamento, y botaron bombas molotov, fruto de los cual se quemó la parte de los dormitorios y enfermería, hubo 35 policías con lo que se pudo recuperar el control y durante el día de este miércoles la cifra fue de 200 policías y 100 militares, informó el gobernador Xavier Enderica.

Según Enderica el accionar que dejó los resultados lamentables que incluye la destrucción de una retroexcavadora, una volqueta y una motocicleta de propiedad de los comuneros que trabajan para la empresa, se dio con la participación de unas 300 personas.

Lo lamentable es que en momentos la zona se ha convertido en un campo de enfrentamientos entre vecinos. Mientras los unos rechazan la minería, aduciendo que hay contaminación que se está afectando las fuentes de agua; y los otros apoyan a la minera que les ha dado trabajo y cuya según anotan, no afecta en mayor proporción al medio ambiente, ya que tiene un plan de manejo avalado y respaldado por el Gobierno Nacional.

Pasadas las 07:00 fueron secuestrado Yacu Pérez, presidente se la Ecuarunari y los activistas antimineros Víctor Hernández, Mario Farez y Luis Guayllas, en la comunidad Cochapamba, mientras intentaban llegar a Río Blanco, para dialogar con la gente y pedir que se calmen y no generen violencia, según dijo el primero.

Perez dijo que fue un intento de asesinato, “nos iban a botar de un barranco con carro y todo, pero en ese momento llegaron unos periodistas y decidieron llevarlos a otro lugar, ahí nos iban a quemar, pero vino un camión de gente que parecía ser de Molleturo y se enfrentaron con ellos, y así otras vez nos libramos”.

Fuimos vejados, me quisieron cortar mi cabello, nos golpearon, nos rasgaron la ropa y me di cuenta que eran trabajadores de la minera cuando empezaron a gritarnos devuelvan lo que quemaron, nuestras botas, nuestros cascos y más, agregó el dirigente nacional, quien presentará su denuncia en la Fiscalía y dará un a rueda de prensa hoy en Cuenca, junto al presidente de la CONAIE.

El Vehículo de Yacu Pérez quedó en Cochapamba inmovilizado por los daños ocasionados en sus llantas principalmente, por los secuestradores, quienes los mantuvieron durante 7 horas privados de su libertad.(AZD)-(I)