Sistema permite alertar posibles inundaciones

725
Técnicos de ETAPA EP realizan mediciones permanentes de los caudales de los ríos. LCC

Según el INAMHI las lluvias se mantendrán los próximos diez días. Municipio cuenta con Plan de Contingencia.

La presencia de lluvias en lo que va de este mes provocan el incremento de los caudales de los ríos. Sin embargo, hasta ayer no se han registrado niveles de alerta. Así lo explica Lenin Álvarez, responsable de la Red Hidrometeorológica de ETAPA EP.
En los meses de marzo y abril, cuando empieza el invierno, los caudales de los ríos fueron normales.
Desde el 1 de mayo empezó a llover, pero entre el 2 y 3 de mayo se registraro niveles altos en los ríos Yanuncay y Tarqui, aunque la mayor creciente se presentó el domingo y lunes anterior en el río Tomebamba con una cifra de 5 metros cúbicos por segundo (m³/s) que subió a 40 m³/s y hasta 50 m³/s.
El promedio de caudales normales de los ríos dependen mucho del mes, es así que según los registros históricos de los últimos 20 años, el promedio de caudal en este mes para el río Tomebamba es de 15 m³/s, en el Yanuncay es de 13 m³/s, en el Machángara es de 9 m³/s y en el Tarqui es de 5 m³/s, indica Álvarez.
Un nivel de alerta por ejemplo en el río Tomebamba, empieza desde los 50 m³/s en adelante, es decir, si sube más ya puede desbordarse.

Alerta

La empresa ETAPA EP cuenta con un Sistema de Alerta Temprana para Inundaciones que funciona en tiempo real y permita emitir una alerta de inundación de 30 a 45 minutos antes de que ocurra.
Para esto, la empresa instaló 70 estaciones automáticas de monitoreo distribuidas en el cantón Cuenca desde la zona de El cajas hasta El Descanso, que transmiten datos cada 5 minutos y funcionan las 24 horas del días durante todo el año.
“Los equipos pueden medir las alturas de los ríos, caudales, lluvias, temperaturas y el viento…”, señala el técnico de ETAPA EP.
Los datos registrados se comparten con las instituciones como el ECU 911, Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC), Secretaría Nacional de Riesgos, Dirección Municipal de Riesgos, entre otras.
En algunos sectores de las orillas de los ríos se instalaron monitores, parlantes y cámaras de video, para monitorear lo que ocurre.
En caso de una creciente repentina de los ríos, ETAPA comparte la información a la sala de control de la Guardia Ciudadana que a través de este sistema advierte sobre el riesgo a las personas que puedan estar cerca de los ríos.

Contingencia

Para asistir las posibles emergencias que ocurran por las lluvias, la Dirección Municipal de Gestión de Riesgos elaboró un Plan de Contingencia.
Entre las acciones principales del mismo, a diferencia de los años anteriores, esta ocasión se ha trabajado con las Juntas Parroquiales para que conformen su Comité Parroquial de Emergencia, menciona Santiago Peña, director de Gestión de Riesgos.
Es así que ahora, las Juntas Parroquiales cuentan con recursos para atender las emergencias, como maquinaria pesada, para actuar de forma inmediata. También se han identificado albergues para atender a la población.
Peña comenta que entre las emergencias más frecuentes causadas por el invierno están los deslizamientos, macrodeslizamientos y las inundaciones.
En el primer caso se han realizado evaluaciones de campo y actualizado los mapas de riesgo para prevenir los deslizamientos. (PVI)-(I)