Tres historias femeninas se toman tablado

396
: María Beatriz Vergara, actriz, en el papel de Alba Julieta Armas Guerra, oficial de policía que pasa a ser guardia de seguridad.

“Mujeres de Boca Grande”, teatro propuesto por María Beatriz Vergara, es un trabajo en el cual, la actriz y dramaturga crea tres obras cortas, tres historias independientes que decidió juntarlas bajo el concepto de historias de mujeres, contadas por mujeres.

La obra se presenta hoy y mañana, a las 20:00, en sala Alfonso Carrasco de la Casa de la Cultura. Tres mujeres protagonistas: Graciela, la cornuda, termina reconociendo que la amante de su marido le hizo un gran favor al llevarse al angelito.

Alba Julieta Armas Guerra, oficial de policía que pasa a ser de guardia de seguridad en el Pabellón de los dinosaurios de un Centro Cultural infantil, por haber resuelto de un caso criminal absurdo; y Alicia, presidenta del Club de Liones que termina acusada de violencia domestica por haberle lanzado un zapatazo al bocón de su marido.

Trilogía basada en tres obras
La trilogía de historias es un proyecto escrito, dirigido e interpretado por María Beatriz Vergara e inspirado en; “La cornuda”, versión libre de “Diatriba de amor” de García Márquez. El caso del Milord, inspirado en el cuento “La muerte de Milord” de Federico Proaño; y La culpa es del zapato, inspirado en cuento “El doble” de Alsino Ramírez Estrada.

No es una obra compacta, tiene un formato abierto que puede dar cabida a otras historias, a otras mujeres. De hecho, María Beatriz siempre tiene ganas de escribir nuevas historias para variar en cada presentación, según el espacio y el tipo de público.

Dos de estas historias nacen de cuentos de autores ecuatorianos. Al principio, la actriz consideró la adaptación de un cuento a obra de teatro; en el transcurso de la escritura y luego de la representación y confrontación con el público, cada una tomó su propio camino, alejándose cada vez más del cuento original, del cual ahora conservoa muy poco.

Los relatos son universales, tanto por el tipo de las mujeres como sus situaciones, su acercamiento a lo local es más ubicable en la caracterización de los personajes, el tipo de lenguaje, la forma de hablar, sus dejos, pero son sin duda problemáticas universales.

Las temáticas en las obras
La versatilidad de Vergara permite hablar de estas cosas con cierto humor, porque que las temáticas femeninas suelen ser abordadas con dramatismo o patetismo y a mí eso inmediatamente me distancia, cuando hay humor, ironía o autocritica tolero mejor todo lo femenino y me reconozco en ello

El propósito en este montaje es fundamentalmente actoral, el objetico es caracterizar a mujeres distintas, salir de un personaje para entrar en el siguiente en fracciones de segundos; por eso es que plantea n carácter completamente distinto entre ellas. Cuando, la autora buscaba un hilo conductor para estas pequeñas y cotidianas historias, descubrí que eran mujeres, cada una con un sueño frustrado y eso hizo que se verán bien juntas.

“Mujeres de Boca Grande” se estrenó el año pasado. Montarla no fue tan complicado, lo que me tomo más tiempo fue la búsqueda de las historias.

La primera con la que me tepe fue “La muerte de Milord” de un autor Cuencano, Federico Proaño, un encantador cuento de dos páginas, tan bonito que se propuso trabajar historias de ese autor exclusivamente, pero nunca encontró más.

En esa búsqueda las juntó otras Así que tuve que juntarlo con otras historias de otros autores y ahí apareció “El doble” de Alsino Ramírez Estrada, que se convirtió en mi versión en “La culpa es del zapato”, tan diferente del cuanto que sirvió de punto de arranque, empezando por el género, el original era un drama y mi obra es comedia y tiene que ver con la crisis de un hombre dominado por su mujer.

En el transcurso de las funciones, la obra fue cambiando, María Beatriz es de aquella que no termina de investigar, aun con público presente sus obras varían de una función a otra. Mujeres de boca grande empezó como una puesta con cuarta pared, es decir sin contacto explicito con el público y ahora se acerca más a una narración oral, por lo menos los tres personajes protagónicos buscan complicidad en el público. (BSG)-(I).