Seis razones del mal momento del Cuenca y que derivaron la salida de Biggeri

517

1. Renovación:
De los titulares regulares del 2017 continuaron Bryan Carabalí, Brian Cucco y Marco Mosquera. Llegaron jóvenes provenientes de equipos de reservas o de equipos que descendieron.
Galo Cárdenas: “El presupuesto de Cuenca es uno de los más bajos, una de las tareas ha sido ir disminuyendo las deudas año tras año y de no sobrepasar los gastos de los ingresos… A medida de las posibilidades que tenemos se ha armado un equipo con mucha fe y muchas apuestas… mientras el Cuenca tenga uno de los presupuesto más bajos del campeonato, mientras no tengamos jugadores de nuestra cantera…, la posibilidad de contratar jugadores a tres, cuatro, cinco años, el Cuenca se desarmará cada año”. Se piensa en jóvenes que “los primeros años cometan errores de jugadores nuevos pero que vayan mejorando, que vayan creciendo, siendo más profesionales y poco a poco le vayan dando réditos al club”.

2. DT nuevo en el medio
Aníbal Biggeri experimentaba su primera salida internacional y en Primera División.
Galo Cárdenas: “Comentábamos con el profesor, uno de los errores fue tratar de una manera diferente a ciertos jugadores que necesitan otro tipo de mano… el reemplazo será alguien que conozca al jugador ecuatoriano, el fútbol ecuatoriano que sepa lo que ha venido haciendo el Cuenca y con qué armas cuenta”.

3. Campaña
No conseguir puntos fuera de casa tampoco hizo sostenible la campaña del profesional argentino. En condición de local, el Cuenca consiguió cinco triunfos, un empate y tres derrotas, cinco goles a favor y cinco en contra, un 40 % de efectividad. En condición de visitante no hubo triunfos ni empates sino cuatro derrotas, cuatro goles a favor y 15 en contra.
Biggeri: “Sentía mucho dolor cuando ellos (hinchas) hacían muchos kilómetros, viajaban, y nosotros no podíamos darle una alegría a la gente”, sobre todo de visitante que fue el gran problema del equipo y por ellos “les pedimos disculpas”,

4. Indisciplina
Ser permisivo en determinadas normas de conducta y entrenamiento. Solo dos casos se hicieron público: Daniel Porozo y Anthony Bedoya. Además, se volvieron a las pruebas de alcoholemia como en el 2015.
Galo Cárdenas: “Uno de los errores ha sido la contratación de jugadores que no han respetado los reglamentos internos, la disciplina que ha puesto el cuerpo técnico, que no se respetan asimismo ni respetan la camiseta que les da de comer. El club está al día y eso faculta para imponer multas y llegar a finiquitos con algunos jugadores… Vamos a tomar los correctivos necesarios. Nos ha llamado la atención que algunos jugadores también tengan el pecho frio y que no den lo que deben dar. El Cuenca les ha dado la oportunidad de sus vidas de que demuestren de que están hechos para algo más pero si no lo entienden lo tendremos que hacer entender a la fuerza”.

5. Sistema táctico
El juego de uno, dos toques, transiciones rápidas, fuerte pressing –atacante, primer defensor-, no caló en su dirigidos. El 1-4-1-4-1 o el 1-4-2-3-1 jamás se consolidó.

6. Alineación
En las nueve fechas del torneo doméstico, Biggeri no repitió un onceno ya sea por bajo rendimiento, indisciplina, lesiones o expulsiones. (BST)-(D)