Rindieron honores a militares y periodistas asesinados en cambio de Guardia

Con un toque de silencio, la bandera del Ecuador a media asta y con lazos negros en memoria de los siete fallecidos, cuatro militares y tres periodistas, debido a la violencia en Esmeraldas, se realizó este lunes el cambio de guardia en el Palacio de Carondelet.

156

Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, del equipo periodistico de diario El Comercio, fueron asesinados tras ser secuestrados por el grupo narco-terrorista Frente Oliver Sinisterra, disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) liderados por alias Guacho, y los militares Luis Mosquera, Jairon Sandoval, Sergio Elaje, Wilmer Álvarez, murieron en un ataque perpetrado presumiblemente por ese mismo grupo delictivo.

Al cambio de guardia no asistieron ni el presidente Lenín Moreno ni la vicepresidenta María Alejandra Vicuña por lo que lo encabezó Andrés Mideros, secretario de la Presidencia. Asistieron también Diana Salazar, directora de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), y monseñor Fausto Trávez, arzobispo de Quito.

El sacerdote, antes de participar en el cambio de guardia, dijo que una vez que los cuerpos de Ortega, Rivas y Segarra, sean rescatados y lleguen a Ecuador, están dispuestos a oficiar una misa de sepelio que podría realizarse en el coliseo General Rumiñahui.