Hombre muere apuñalado durante riña de proporciones en vía pública

Juan Roberto Chuchuca Pulla, de 30 años, murió al recibir una puñalada a la altura del corazón. El crimen sucedió durante una riña que se produjo en la avenida de las Américas y México, la noche del sábado 14 de abril, alrededor de las 23:30.

405
La madrugada de ayer, efectivos de la Policía Nacional y personal de la Fiscalía desarrollaron las investigaciones del crimen, en la avenida de las Américas y México.

La victima perdió la vida de forma instantánea sobre la calzada. Paramédicos acudieron a la emergencia y únicamente constataron que el agredido ya no tenía signos vitales.

De acuerdo a testigos, el asesinato ocurrió durante una riña en la que estuvieron involucradas varias personas, algunas de ellas resultaron heridas.

Además hubo el destrozo del ventanal de un inmueble, pues los involucrados a más de portar arma blanca se lanzaron objetos contundentes. Para controlar los desmanes acudieron efectivos de la Policía Nacional.

Las averiguaciones de las circunstancias del crimen se desarrollaron por parte de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) y Criminalística en coordinación con la Fiscalía.

Mientras se efectuaban las pericias en la escena del crimen hubo nuevos altercados y la Policía tuvo que intervenir para recobrar el orden.

Finalmente, el cadáver fue trasladado al Centro Forense para la respectiva necropsia. La Policía informó que dos personas fueron detenidas para investigaciones.

Mariana Pulla, madre del ahora fallecido, relató que Juan Chuchuca era soltero y radicaba en el sector Narancay. La progenitora en medio de la tristeza recordó que otros dos hijos de ella también murieron asesinados, esto la madrugada del 4 de octubre del año 2017.

Esa ocasión Luis Mario de 17 años y su hermana Ana María Chuchuca Pulla, de 22 años, fueron acribillados a disparos, en una vivienda, entre las calles La Rábida y Pedro Puelles, en el barrio Elia Liut, al sur de la urbe. Aquella vez dos menores quedaron en la orfandad.

Recientes casos

Alrededor de las 11:30 del sábado 14 de abril se produjo el hallazgo del cadáver de Julio Florencio Andrade Mogrovejo, de 54 años, al interior de una vivienda ubicada entre las calles Ricardo Darquea Granda y Manuel Gálvez, en la ciudadela Puertas del Sol.

De acuerdo a las primeras investigaciones, Julio Andrade fue hallado muerto sobre el piso de una habitación. Tenía los pies y manos atadas con una delgada cuerda; además la boca y los ojos estaban tapados con cinta de embalaje. Se presume que la muerte sucedió al menos unas 15 horas antes del hallazgo.

La Dinased inició con las investigaciones para recopilar indicios que ayuden a determinar las circunstancias del crimen.

Adrián Rojas, fiscal Provincial del Azuay, manifestó que se analizan las hipótesis para establecer la motivación y buscar al implicado en el delito.

Otro crimen sucedió el último jueves 12 de abril. Pedro Murillo, de 44 años, recibió una puñalada y falleció al poco tiempo en una casa de salud. La mortal agresión fue en el centro parroquial de Ricaurte.

De acuerdo a la Fiscalía, una de las presunciones es que la mortal agresión fue efectuada durante una riña callejera y la otra que el crimen se cometió por robar las pertenencias a la víctima. Las reales circunstancias entraron a proceso de investigación y el autor es buscado. (KOQ)-(I)