Unión contra el terrorismo

485

Los últimos y lamentables hechos ocurridos en la frontera norte, permiten constatar que el Ecuador mantuvo durante los últimos años una política equivocada frente a lo que era una amenaza y hoy una trágica realidad: la presencia creciente de la guerrilla colombiana unida a la criminal actividad del narcotráfico. Parte de lo que hoy está sucediendo, no tiene explicación sin ese antecedente. El problema-sin embargo- a la luz de lo que está ocurriendo es que esa política errática se mantiene en áreas fundamentales como son Relaciones Exteriores, Defensa y Seguridad, cuya actuación en los últimos acontecimientos han sido severamente cuestionadas desde diferentes sectores del país.

Según las palabras del propio Presidente Lenin Moreno, el gobierno anterior desmanteló a Fuerzas Armadas. Citando casos como los de los helicópteros de muy mala condición hasta el extremo que varios de ellos se cayeron y los otros permanecen abandonados o el tema de los radares chinos para la frontera que no funcionaron o la confrontación constante con la institución armada, ha sido claro en sostener esa posición. No ha mencionado la situación de Cancillería, pero resulta igualmente evidente que se desmanteló el servicio exterior y se puso al frente de esa área a políticos fieles al mandatario, pero sin preparación ni experiencia para liderar las relaciones internacionales.

La tercera área, la de seguridad, ha ido igualmente cuestionada por el actual mandatario quien ha hablado sobre micrófonos para espiar a los propios miembros del gobierno en el régimen anterior. La disposición de hacer que desaparezca la Senaim es parte de esa política de rectificaciones positivas. El secuestro de tres periodistas, cuyo desenlace se desconoce hasta las horas de escribir estas líneas y que ha conmocionado a todo el país, debería llevar al gobierno a hacer cambios profundos en las áreas que, en la práctica han demostrado que no funcionan. Y, obliga a todo el país a cerrar filas en contra del terrorismo, fundido inseparablemente con la delincuencia del narcotráfico, en la frontera norte.