Estudiantes de Turismo se adentran en Cuenca.

136
40 alumnos de la Escuela de Turismo de la Universidad Central llegan a Cuenca y recorren los espacios históricos, patrimoniales y espacios de identidad.

Una cosa es visitar Cuenca como un turista y otra cosa es visitar Cuenca como un futuro profesional del turismo. Las miradas son diferentes; quienes se forman desde la academia para promocionar al país, tienen una visión más profunda, más crítica, la observación en ellos es indispensable, es el camino a la profundización de conocimientos sobre los lugares, la historia, la cultura.

En esa onda llegaron 40 estudiantes de la Carrera de Turismo de la Universidad Central del Ecuador, Quito, que por siete días recorren Azuay, Zamora, Loja y El Oro. La primera parada fue en Cuenca.

Delsa Silva, Ximena Suárez, Andrés Iglesias y Wiliam Largo, universitarios de la Universidad Nacional de Educación, UNAE, se encargaron de guiar a los jóvenes en esta urbe. Ellos conocen sobre Cuenca y su historia, riqueza y fueron la conexión entre los visitantes, la ciudad y sus características. Recorrer el centro histórico, el Museo y Parque Arquoelógico Pumapungo, El Cajas, formó parte de la agenda de los estudiantes junto con sus maestros.

Los recursos turísticos de Cuenca son múltiples. Llegar en las fiestas de fundación permitió a los visitantes vivir y observar algo más que el patrimonio edificado y el patrimonio arqueológico, permitió ver y sentir el patrimonio inmaterial expresado en la danza, gastronomía, música, vestimenta, en esos rasgos de la cultura austral que están vivas y se muestran.

Brayan Soledispa resaltó esas cualidades que entran en conexión con un recurso patrimonial como iglesias, plazas y componentes del paisaje urbano. La visita académica de los muchachos tiene varios factores: observar, preguntar, investigar, conocer de manera íntegra para en base a eso promocionar.

Jóvenes un tanto anonadados con los recursos museísticos y comunicativos de la Sala Nacional de Etnografía y la Sala de Arqueología. Si algo sorprendió a Viviana Maldonado, es el enfoque del turismo al cuidado de la naturaleza y medio ambiente, factores que llevaron a la reflexión y buscar fórmulas de conservación a aplicarlos en la ciudad capital.

Entre el turismo y la cultura
El guía de turismo es un profesional que tiene como base de su trabajo la información de todos los recursos turísticos de un espacio; es quien transmite la información y el conocimiento hacia los turistas que son de diversas partes del mundo.

El guía es un profesional capacitado para conducir, recrear, animar e informar a un sinnúmero de grupos de visitantes, turistas, ya sean nacionales y extranjeros y, para cumplir bien su papel, tiene que recibir formación desde ángulos políticos, sociales, históricos, antropológicos. Es quien relaciona la historia del espacio con la historia del visitante.

El programa de giras académicas, una metodología nueva en la carrera, contempla tres aspectos básicos: el trabajo pre-gira, que es la investigación que hace el estudiante en los libros sobre los lugares a visitar; el segundo escenario es la visita del sitio, el trabajo in situ; y el tercer paso es un trabajo escrito, un reporte que se publican en los blogs de cada estudiante, donde detallan los aspectos y resultados de su visita.

“En materia de turismo, el mundo de hoy comandado por la web 2.0, permite mayor credibilidad a la información que en estas plataformas digitales publican los turistas quien lo vive. Son los blogs de turisteros los que proporcionan información de gran valía a quienes se dirigen a un espacio, este es el primer canal y el más fácil que se tiene para vender un país”, eso explica David Chontasi, catedrático.
Siete días de gira. Visitar para aprender, estudiar y promocionar es el mecanismo que aplican los visitantes. (BSG)-(I).