La huella de un párroco junto al pueblo de Tarqui

Mañana en un acto especial presidido por el Arzobispo de Cuenca Marcos Pérez, se inaugurarán varias obras.

809
Hermoso y renovado luce el interior del templo de Tarqui, cuyo Altar Mayor, de madera, fue reconstruido por artesanos de San Antonio de Ibarra.(AZD)

Cuatro años de un intenso trabajo junto a la Pastoral de Tarqui, y de la mano de los feligreses, se resumen en un conjunto de obras, pero sobre todo en un tejido social de fuertes lazos que han dado lugar a una estructura férrea para avanzar en el plan evangelizador, así resume el padre Ángel Morocho a su permanencia en la localidad ubicada al sur de Cuenca.

En Tarqui hay un sentir de trabajo colectivo con la Iglesia, tanto así, que muchos de los proyectos emprendidos por el sacerdote y la Pastoral, han contado con el apoyo de La Tenencia Política y el Gobierno Parroquial. Se ha desplegado un trabajo en las 26 comunidades, según testimonio de los feligreses.

En la iglesia de Tarqui, se renovaron los techos, sobre chova se colocó la misma teja lavada; la restauración de las torres fue otra tarea minuciosa, seguida del repintado de los interiores y exteriores incluyendo paredes y cielo raso, refacción de los pisos de manera, y restauración y ampliación del altar mayor con la participación de artesanos de San Antonio de Ibarra, explicó el padre Ángel Morocho.

Además se restauraron las 4 sacristías, una está convertida en mini museo, allí reposan hermosas obras antiguas como un cuadro del Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que data del año 1882; en otra se conservan prendas de antiguos habitantes como polleras y ponchos, y vestimentas que utilizaron antiguamente los sacerdotes en este lugar.

También en una Sacristía, se conservan ventanas antiguas y en un rincón está al descubierto la evidencia del incendio que sufrió el templo en 1950.

Gullanzhapa

En la comunidad Gullanzhapa, se trabaja en la ampliación de las sacristías en la parte posterior, donde construyen también las cúpulas posteriores, ahí se ha aprovechado el subterráneo y cada espacio de las torres, para adecuar aulas para el Catecismo.

Lo propio se hace en el área frontal, donde también se levantan 3 cúpulas, en cuyo interior se adecuan más aulas, y un salón para el coro.

En la iglesia de Tarqui se invirtió: en techos y torres se invirtió 120.000 dólares, el GAD Parroquial aportó con 70.000 dólares y 50.000 la comunidad. Restauración de gradas, arte escultórico, salón pastoral, convento y casa pastoral, 13.000 dólares; en las 4 sacristías 10.000 dólares y en la reconstrucción y ampliación del Altar Mayor 28.000 dólares. En Gullanzhapa, la obra está valorada en 100.359 dólares.

Las misas de bendición de las obras serán: a las 09:30 en Gullanzhapa; y a las 11:30 en la iglesia matriz de Tarqui; terminará el programa con la pampamesa.(AZD)-(I)

RECURSOS

Las obras no son para el párroco, sino para bien de la comunidad, eso nos ha hecho entender el padre Ángel, quien ha sido una guía para organizarnos, dijo Miguel Fernández, síndico de Gullanzhapa.

En pro de mejorar la estructura de la Iglesia, tanto en su infraestructura como en su organización pastoral, se ha contado siempre con el apoyo de los tarqueños migrantes, por ello, como ha ocurrido en los años pasados, esta vez el párroco estará del 7 al 23 de mayo en Nueva York para participar de celebraciones religiosas y asambleas, en busca de ayuda. Recordó que antes se hicieron bingos en Estados Unidos, tanto para Tarqui, como para Gullanzhapa, logrando un aporte de 28.000 dólares; y 13.000 dólares para la iglesia de Morascalle.