“De Vuelta a Casa” Edgar Carrasco llega al Salón del Pueblo

875
La propuesta que se expone en el Salón del Pueblo recoge obras nuevas, creadas en estos tiempos. PSR

Edgar Carrasco está de “Vuelta a Casa”. En el Salón del Pueblo le esperan sus seguidores, su público, los amantes de su arte, y es allí donde el artista, uno de los grandes maestros de la plástica de la ciudad y país, presenta una exposición grande, de obras recientes, trabajadas en estos tiempos; así como se diría en el argot popular, calientitas y recién salidas del horno.
“De Vuelta a Casa”, así es como se bautiza la propuesta que se abre hoy, a las 19:00. ¿A los cuántos años vuelve Edgar a ese espacio? “Son varias décadas, regreso con una muestra de mi obra no sólo a la Casa de la Cultura sino a mi ciudad, así que es muy grato que se inaugure en fiestas de Cuenca esta exposición”, es la respuesta del artista.
Simón Valdiviezo hará el comentario, la presentación de esta nueva obra de Carraso. Sobre lo que ahora se verá, Simón escribe: “El misterio y la magia que rodean a la alquimia, son la fuente primaria que mueve la capacidad creadora de Edgar Carrasco, cuando trabaja en el cobre y otros metales, con ácidos y óxidos, con fuego y agua, tras la búsqueda de la luz, que la encuentra cuando hurga el cosmos y se hermana con la naturaleza…”
En una muestra como ésta no se puede olvidar la historia del artista y su relación con la Casa, con el Salón del Pueblo. Han pasado más de 50 años de esos primeros trabajos que los mostró en tan trascendental escenario. “Fue a principios de los años setenta recuerdo bien. Siempre he tenido un espíritu rebelde y aún más en mi juventud donde presenté mi exposición colgando en estas mismas paredes, piedras y mi obra la dejé expuesta en el suelo, en la época fui muy criticado, cosa que hoy
en día curiosamente hubiese sido muy elogiado”, esas son las palabras del artista.
Y es que las exhibiciones en la Casa son parte de esas diversas muestras que ha realizado en más de 50 años pero esparcidas por el mundo, pues parte de su trabajo creativo es conocer, y de primera mano, las diversas culturas del mundo con su arte. Eso se ve en todo su trabajo, pues en cada obra se encuentran influencias plasmadas en formas y colores que me ha inspirado profundamente durante muchos años.
Este año, Carrasco expone obras de gran formato y también composiciones pictóricas en diferentes disposiciones. Cada trabajo allí expuesto guarda su peculiaridad en cuanto a la inspiración y momento en el que fue creado; es así que los espectadores encontrarán una diversidad de color textura y forma pero correspondiéndose a su vez a cada obra como una unidad

Si algo caracteriza la acción artística del cuencano son los constantes y diferentes descubrimientos que hace durante mi quehacer artístico. Como es conocido, su obra tiene como lienzo metales nobles, diferentes reacciones químicas, lumínicas y atmosféricas; hay un sin número de posibilidades que las registra y que las disfruta cuando vuelve a repetirlas para plasmar los diferentes colores y texturas que le permiten expresarse.
De Carrasco hay tanto que contar, especialmente en lo referente al arte que propone. Él es de esos creadores que no tiene un tiempo ni un proceso definido, lo que le mueve a crear es la experiencia, pensamientos y momentos vividos que los convierte en sensaciones que logra plasmar en el metal.
Y de los motivos que mueven su manos, sus pensamientos, su imaginación, están la naturaleza, las diferentes culturas pero sobre el universo y su luz que representan de por sí. Pero es su figuración la que el artista asimila y convierte en inspiración que lo llevan a esa acción creativa que no necesita ser plasmada como una figura sino en una explosiva necesidad de compartir las sensaciones que todos estos elementos me exigen en ser plasmados.
Edgar, un artista muy querido por los jóvenes, a esa generación que está un poco más allá de los prejuicios y complejos sociales, que tienen a mano o nacieron con la posibilidad de soñar y crear libremente, de ser saltamontes, de sentir e inspirarse no necesariamente en lo establecido sino en la luz, el color y la belleza del universo. (BSG)-(I).