Luto por muerte de 15 jóvenes jugadores de equipo de hockey

Canadá rindió homenaje este domingo a las 15 personas fallecidas en un accidente de tránsito.

528

El pasado viernes, un bus que transportaba a los jóvenes jugadores de hockey chocó contra un camión.

La Policía Real Montada de Canadá (RCMP, policía federal) había advertido el sábado que la investigación del accidente, que sucedió en una región rural de la provincia de Saskatchewan (oeste) sería “muy compleja” y “tomará tiempo”.

El autobús se accidentó –entre las localidades de Tisdale y Nipawin– cuando trasladaba al equipo de hockey juvenil Broncos de Humboldt a un partido del torneo local. En total viajaban 29 personas, de las cuales 14 fueron hospitalizadas con diversas heridas, algunas en estado crítico.

En un país donde el hockey sobre hielo es el deporte nacional, la tragedia provocó una gran conmoción. Ryan McNally, reportero de la radio local CKRM, dijo a la BBC que la noticia ha sido devastadora para Canadá y la comunidad de Humboldt.

“Hay que entender la importancia que tiene el hockey no solo para Canadá, sino para las pequeñas y apartadas comunidades”, explicó. “Para muchos en estas comunidades es todo lo que tenemos”.

Por su parte, el primer ministro Justin Trudeau, según anunció su oficina, participará en el tributo que este lunes se rendirá a los fallecidos en la pista de patinaje de los Broncos, equipo conformado por jóvenes de entre 16 y 21 años.

Tratando de comprender la tragedia, que afectó a un equipo emblemático, los habitantes de Humboldt se reunieron este domingo por la mañana en una decena de iglesias católicas y templos protestantes.

“Es una comunidad muy unida, todos se aprecian y trabajan juntos. Una tragedia como esta nos une más”, manifestó Fred Stanec, miembro de la iglesia católica St. Augustine, la cual fue sede de un desayuno organizado con el fin de recaudar fondos para el equipo.

“Es trágico, aún no lo creo. Tomará un tiempo para asimilar el golpe”, le dijo a la agencia AFP Calvin Lukan, quien llegó a una de las misas junto con su esposa e hijos. Otros residentes de Humboldt, una ciudad de unos 6.000 habitantes, se instalaron afuera de la pista del equipo, donde fueron dejadas flores y tributos a las víctimas.

La emoción provocada por esta tragedia trasciende los límites de Canadá. “Todo el país está conmovido y de duelo”, sostuvo el sábado Trudeau, declarándose con “el corazón destrozado”.

Los homenajes se multiplicaron también entre los principales equipos de hockey canadienses y estadounidenses, incluyendo a los Canadiens de Montreal y los Maple Leafs de Toronto.

“La NHL (Liga Nacional de Hockey, por sus siglas en inglés) llora a quienes nos abandonaron y ofrece su fuerza y compasión a los heridos”, sostuvo Gary Bettman, presidente de la NHL, en un comunicado.

Una campaña para recolectar fondos para las familias de las víctimas fue lanzada en internet por una habitante de la localidad enlutada después del accidente y alcanzó más de 3 millones de dólares canadienses hasta este domingo en la tarde.

Fuente: AFP