La Biblián-Zhud, el dolor de cabeza de los transportistas

La vía Biblián-Zhud, rehabilitada hace aproximadamente 9 años, en la actualidad presenta un deterioro en casi el 90% de sus 35 kilómetros, evidenciándose hundimientos, huecos y trizaduras que ha venido afectando a los transportistas y usuarios, que por miles recorren diariamente por este importante anillo vial que enlaza al Austro, con la Sierra Centro y Norte del país, así como con la Costa.

355

Lo que llama la atención es que esta vía que duraría más de 30 años, esté en estas condiciones y no ha sido entregada aún al contratante.

La vía en todo su tramo de 55 kilómetros, viene presentando grave deterioro, en sectores como Zhud, Charcay, Juncal, El Tambo a su ingreso por ambos frentes, Jesús del Gran Poder, Coyoctor, Panamericana por el paso de Cañar, Pucuhuaycu, entrada a Honorato Vázquez, Lluillán, Las Antenas por Quinuapata, Curiquingue, Inganilla, Molobog, Aguarongo, Mosquera, La Vaquería hasta el sector de la venta de fritadas de Biblián, es un completo destrozo, en algunas partes tiene bacheo realizado por el Ministerio de Obras Públicas.

“Transitar por la vía Zhud Biblián, es un verdadero calvario, en donde si no caes en un hueco, puedes sufrir un accidente por falta de señalización, esto es pan de todos los días, donde los conductores tenemos que hacer malabares para evitar que nuestros vehículos se acaben o para evitar accidentes”, así menciona José Luis Carvajal, conductor de un tráiler, que transportaba un contenedor desde el Norte, mientras se estacionó a la orilla de la vía para revisar las llantas.

Historias como éstas se replican a lo largo de la vía Zhud Biblián, donde es común observar todos los días, tanto en la mañana, tarde y noche, la circulación de grandes hileras de transporte pesado y liviano, como camiones, tráileres, tanqueros, buses y automotores pequeños, muchos de ellos recorren esta arteria esquivando los innumerables orificios, producto del deterioro de la capa asfáltica y que a decir de los conductores, esto “acaba con sus vehículos”, así lo constatamos mediante un recorrido por esta arteria vial.

Antecedentes

A lo largo de esta vía, en bacheo intervenía la empresa Colisa, en el año 2008 en la presidencia de Rafael Correa, la constructora Caminos SA., fue la encargada de rehabilitar los 55 kilómetros de la carretera por un plazo de 18 meses para su entrega, extendiéndose a 6 años posteriores para su conclusión. La obra solamente se habría recibido de manera provisional.

Patricio Chaca, Director Provincial del Ministerio de Transporte y Obras Publicas en la Provincia del Cañar, dio a conocer que en la vía Zhud-Biblián, acatando las recomendaciones y disposiciones de Contraloría desde el 21 de diciembre, se hizo el contrato para una evaluación de la estructura del pavimento con la Universidad de Cuenca, estos resultados finales se presentarán a Contraloría, el 21 de abril próximo. Los estudios cuestan 87 mil dólares.

Además “estamos realizando el mantenimiento rutinario, limpieza de alcantarillas y cunetas en el sector de Mosquera, Pinos, poda de árboles, y el mantenimiento periódico, que es el bacheo desde el año anterior, que se hizo con mezcla asfáltica, ya que esta vía estaba en malas condiciones en todo el tramo desde Zhud-Biblián”. Asegura que con un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina CAF por alrededor de 19,249.000 dólares, se volverá a intervenir este anillo vial en el segundo semestre de 2018.

Para el próximo mes, estarán lanzando a concurso al portal de Comparas Públicas, para comprar mezcla asfáltica e intervenir la vía, ya que aparecen nuevas fisuras. Esto se hará dentro del programa de bacheo periódico.

Al existir una auditoría sobre esta vía, el estudio final de la Contraloría determinará responsabilidades sobre el deterioro de la misma. El monto contractual del proyecto fue de 33,608,000 dólares. Una obra iniciada en marzo de 2008 y que terminó en el 2014. No se ha entregado, porque hay un estudio que se está realizando por parte de Contraloría, recalca Chaca; sin embargo hay un acta de mutuo acuerdo de entrega de obra, por ello estamos haciendo el mantenimiento, dice.

Cuando fue subsecretario de la zonal 6 del MTOP, Joaquín Cordero Carvallo, en la página oficial de esta Cartera de Estado, se informaba que “El Ministerio de Transporte y Obras Públicas ejecutó en un 100% la  reconstrucción de la carretera Zhud – Biblián ubicada en la provincia del Cañar, con una inversión de USD$ 37’772.669,31.

La vía fue reconstruida con pavimentos rígido y flexible en sus 55 kilómetros, para facilitar la conexión entre importantes sectores de producción agropecuaria y los grandes centros de consumo; así como, del transporte pesado que utiliza esta ruta para enlazar las provincias del Norte y Sur del país. Cabe destacar, que la empresa constructora Caminos S.A., de conformidad con el contrato, se encarga del mantenimiento de la vía, actividad que cumplirá por el lapso de cuatro años”.
Fiscalización
En el año 2007, cuando fue diputado por el Cañar, Byron Pacheco Ordóñez, presentó una denuncia en la Contraloría General del Estado y hasta la terminación de su período como asambleísta, no se han determinado responsabilidades.

Su denuncia se basa en lo siguiente: una vía de 55 km., que tuvo un precio inicial de 12 millones de dólares, construida con una capa de rodadura de asfalto, llegó a costar más de 34 millones de dólares, ya que se cambió de asfalto a capa de rodadura de asfalto, con la constructora Caminos S.A.

Esta obra, al poco tiempo de haber sido construida, empezó a presentar deterioro. “Han pasado 9 años de esta obra esta inservible, envié una carta al Presidente de la República para que se investigue este tema y se oficie al Ministerio de Obras Públicas, pedí la comparecencia de todos los Ministros que pasaron por esta Cartera de Estado en los 4 años, para reclamar por ésta y otras vías del Cañar, pero en el Gobierno anterior, los Ministros hacían caso omiso a la fiscalización que los asambleístas pretendíamos hacer. Podía empapelar el despacho con los cientos de oficios y requerimientos presentados”, señala Pacheco Ordóñez.

Además de la fiscalización del ex legislador, se conoce que la Contraloría en uno de sus informes enviados a su despacho, indica que jamás hubo observación alguna a la obra por parte de directores provinciales del MTOP, subsecretarios, ni fiscalizadores a la construcción de la vía, a nivel nacional tampoco se lo hizo.

Se ha construido una capa de rodadura con pavimento de losa de 20 centímetros, cuando la norma técnica establece un mínimo de 27 centímetros, hay un déficit de 7 centímetros, esto como informe de Contraloría. Para el ex asambleísta, es el único contrato hecho en el Ecuador para rehabilitación de una vía, que no tiene dentro de sus cláusulas, algo que obligue al contratista a dar mantenimiento de la obra durante los 5 años posteriores a la entrega-recepción definitiva.

“Frente a este delicado tema que compete a toda la provincia del Cañar, lo que me llama la atención es que ningún representante de la provincia, ni alcaldes, prefecto, ni gobernadores de turno, se hayan pronunciado, estuve solo y sigo reclamando solo”, dice el ex legislador.

En la actualidad, el asambleísta Homero Castanier, manifiesta que ha solicitado información sobre las vías del Cañar como la Autopista Azogues-Cuenca, Honorato Vázquez-El Tambo-Ingapirca, Zhud Biblián y la Gualleturo-Ducur. Expresa que que se hizo una inauguración sin que esté completa, que tendría un sobreprecio, y una vez que tengamos la información, pediremos la comparecencia y que se establezcan responsables, dijo.

“Nosotros pediremos que todas las autoridades del Cañar nos unamos, los alcaldes, asambleístas, prefecto, presidentes de Juntas Parroquiales para exigir que no se burlen del Cañar”.
Circulamos semanalmente y conocemos que la vía hasta Zhud es un destrozo, da pena, pero provincias como Cotopaxi, Chimborazo y Tungurahua, tienen vías de 4 y 6 carriles, con servicio de ambulancias, grúas y bien señalizadas, y al llegar al Cañar la realidad cambia.

Belisario Chimborazo, alcalde de Cañar, manifestó que públicamente se ha manifestado esta preocupación al Ministro Paúl Granda. “Es una ofensa para la provincia, la solución sería un reconstrucción total de la vía, ya basta de ver la cara a los cañarenses, esperamos que se acelere el tema legal con la constructora y den soluciones”.