Obra sobre una colección artística

Eliécer cárdenas E

750

Importante para la catalogación profesional de las esculturas del Niño Jesús realizadas por célebres talladores desde la época de la Colonia en nuestro país, constituye el libro preparado por los expertos en arte de colecciones Gina Freire de García y Fernando García Durán. El objeto de este estudio es fundamentalmente la colección de Aida De Prati Cavanna.
Nacida en Cuenca, hija de padre italianos, emprende su labor de coleccionista de esta obras hace unas cuatro décadas, mediante adquisiciones hechas a determinados anticuarios en la ciudad de Cuenca, en una paciente labor que significa tanto adquirir un verdadero “ojo clínico” respecto a las obras ofrecidas, a fin de no ser engañado el adquiriente acerca de tallas escultóricas atribuidas, quizá de manera no documentada y superficial, a este u otro escultor célebre.

Pasado este tamiz indispensable, la colección fue enriqueciéndose con obras de verdadera factura y calidad, registradas en el citado libro. Así, se muestra dentro de la colección, preciosas esculturas de Manuel Chili “Caspicara”, según el estudio respectivo, uno de los escultores más depurados de finales de la época Colonial, con imágenes del Niño Jesús en posiciones diversas, de naturalidad y encanto, el primero, de acuerdo a los autores de la obra, en realizar desnudos profanos, y en el caso de los “Niños”, de gran delicadeza corporal de lo infantil.

Otro artista que figura de manera primordial en la colección es el cuencano José Miguel Vélez, del Siglo XIX, cuyas esculturas del Niño Dios reflejan, de acuerdo al referido estudio, “un rostro radiante y risueño”, con un magnífico encarnado de las imágenes con un estilo y policromía que fueron característicos a finales del Siglo XIX. Daniel Salvador Alvarado, también nativo de Cuenca, es otro de los escultores cuyas obras forman parte de esta colección especialmente destinada a los hogares devotos y por supuesto con los recursos suficientes para pagar las tallas a los mejores artistas del medio, y que eran objeto de las devociones navideñas, con sus novenarios, procesiones y los llamados “pases” o “pasadas”. También figuran obras de Gaspar Sangurima, Manuel Ayabaca, Ángel M. Figueroa, Miguel Mogrovejo, entre otros, e interesantes tallas anónimas coloniales y republicanas. (O)