(ESTADÍSTICAS) Biggeri: en ningún momento está en riesgo mi trabajo

411

La hinchada empieza a perder la tranquilidad ante la campaña que cumple Deportivo Cuenca. El último domingo, era la primera vez en el año que al equipo no le convertían un gol pero a su parcialidad poco le importó ante el empate sin anotaciones que se registró en condición de local y que le mantiene antepenúltimo al Expreso Austral con una efectividad del 23,80 %, similar a la que –a esta altura- tenía Paúl Vélez en el 2015.

En las ruedas de prensa de Aníbal Biggeri empiezan a ser frecuentes las preguntas –directas o indirectas- sobre su estado de ánimo y sobre su continuidad al frente del primer plantel. “Estoy muy tranquilo, porque tengo todo el apoyo de los dirigentes. Entiendo la impaciencia de la gente, pero en ningún momento está en riesgo mi trabajo”, enfatizó tras la igualdad con El Nacional.

El Expreso Austral no vivía una crisis de resultados tan profunda desde aquel tridente de temporadas –desde el 2013 hasta el 2015- en las que los técnicos fueron los sacrificados por no encontrar la fórmula de sacar a sus equipos de las últimas posiciones.

“No le robo la plata a nadie, el Cuenca me contrató para trabajar, el día que vea que el plantel no me responde seré el primero en hablar con los directivos… No me voy a ir del Cuenca”, confirmó Biggeri.

Antecedentes

El argentino Guillermo Rivarola (D) abandona el entrenamiento del Cuenca, junto con José Luis Vidal. Archivo

En el 2013 Guillermo Rivarola se despidió de la afición sin antes manifestar que era el momento de renunciar por falta de resultados más no por mal trabajo. En 12 fechas, Rivarola le tenía al equipo en el último lugar con un triunfo, cinco empates y seis derrotas; 13 goles a favor y 24 en contra siendo la peor defensa del torneo.

“A veces la gente es visceral, necesita resultados, pero nosotros nos vamos con la cabeza en alto… Lo que marca este paso al costado es la tabla (de posiciones)”, indicó en su momento el estratega argentino.

El argentino Mario Gómez renunció luego de siete fechas en el 2014. Archivo

En el 2014, Mario Gómez renunció luego que en siete fechas su equipo consiguió tres empates y cuatro derrotas. En ese lapso sus dirigidos marcaron tres goles y recibieron 12 siendo el arco más batido del campeonato. Bajo su dirección el Cuenca fue penúltimo.

Luego de 11 partidos jugados, Paúl Vélez dejó de ser el timonel del Cuenca. Archivo

En el 2015 la directiva esperó 11 fechas a Paúl Vélez. El estratega cuencano renunció tras cosechar dos triunfos, tres empates y seis derrotas. Su equipo marcó 11 goles y recibió 18, marchaba décimo en la tabla de posiciones.

Tres años después, el Cuenca se encuentra con un panorama similar bajo la batuta de Biggeri. El equipo es décimo con cinco unidades merced a una victoria, dos empates y cuatro caídas. Ha marcado ocho goles y ha recibido 15, siendo el arco más batido en lo que va de la temporada.

En condición de local registra una efectividad del 41,66 %; fuera de casa, la efectividad es nula, algo que no sucedía desde el 2013 con Rivarola. Entonces el equipo en siete fechas tenía tres empates como local y cuatro derrotas como visitante. (BST)-(D)