Celeridad contra la corrupción

594

[Luis Muñoz Muñoz]

Se denuncian nuevos actos de corrupción, realizados por funcionarios públicos, que se desempeñan o se han desempeñado en funciones a ellos encomendadas. Por ésta razón la sociedad exige, mayor celeridad en los trámites de Investigación, ya que, hasta la presente fecha no tenemos los resultados que la ciudadanía espera, es decir aún no se ha juzgado, a los autores y cómplices de la ruina económica en la que se debate nuestro país, tampoco se han efectuado auditorias para establecer responsabilidades civiles y penales por el enriquecimiento ilícito de los funcionarios de alto, medio y bajo nivel, del Gobierno de Rafael Correa, debe indagarse ¿cómo y de dónde?, amasaron fortunas caudalosas empleados públicos con sueldos modestos, entre los que se encuentran algunos Ministros de estado, Subsecretarios, Directores Regionales, Coordinadores Zonales, Directores de Educación, de Salud, de Obras Públicas, entre otros en todo el territorio nacional. La investigación debe extenderse a los testaferros para vincularlos en el proceso penal o civil y sancionarlos con todo el rigor de la Ley. El presidente Lenín Moreno, dijo que se “hará una cirugía mayor a la Corrupción”, pero los encargados de investigar, contraloría y fiscalía no avanzan rápidamente en éste tema, caminan “con pies de plomo” y existe el peligro que desaparezcan evidencias e indicios, permitiendo así la impunidad. Si realmente se quiere sancionar a los corruptos, es necesario fiscalizar a todo nivel , incluyendo el Ejército y la Policía Nacional, instituciones que tampoco están exentas de éste mal. Debe recogerse las denuncias, analizarlas y procesarlas y no permitir la famosa “desestimación”, como forma de archivar la denuncia, sin profundizar suficientemente la investigación, obteniendo todos los elementos de convicción acusatorios que permitan procesar a los responsables. En la ciudad de Loja, acaba de denunciar la señorita Jazmín Sanmartín, un acto de corrupción en el IESS, entonces es el momento de que contraloría y fiscalía intervengan en forma inmediata, para determinar la verdad de lo acontecido y actuar conforme a derecho. La corrupción no se restringe a un sólo tipo de prácticas, pues involucra una serie de formas, mecanismos y organizaciones en la que intervienen elementos muy variados y afecta reglas, instituciones y costumbres que envuelven el intercambio y la economía, las relaciones políticas y sociales. Es necesario luchar sin tregua para erradicarla, antes que sea demasiado tarde. (O)