Así fue el conmovedor funeral de Stephen Hawking

536

Cuando el cortejo fúnebre llegó a la iglesia este sábado por la tarde, la campana sonó 76 veces, una por cada año de vida del renombrado profesor Stephen Hawking, quien falleció el pasado 14 de marzo.

Sus familiares más cercanos, incluidos sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, caminaron detrás del cortejo fúnebre que llevaba los restos renombrado físico teórico.

Cuando se detuvo, el vehículo recibió el aplauso de los cientos de personas reunidas afuera de la iglesia en Cambridge.

A esa localidad ubicada al norte de Londres llegaron cientos de personas para ofrecer muestras de respeto y admiración.

En la iglesia de la Universidad de Cambridge, su hijo mayor Robert, su exestudiante Fay Dowker y el astrónomo Martin Rees pronunciaron sentidos discursos ante una gran congregación.

“Stephen compartió su trabajo y su entusiasmo por las preguntas fundamentales de la vida y las compartió con amplias audiencias”, destacó Dowker, quien definió al profesor como su “maestro, mentor y amigo”.

“Inspiró a las personas con la emoción y la importancia de la investigación científica pura y fue admirado y venerado por su devoción, como erudito, a la búsqueda del conocimiento… Su influencia y legado vivirán para siempre”, añadió.

Entre los oradores también estuvo el actor Eddie Redmayne, quien personificó a Hawking en la aclamada película “La Teoría del Todo”.

Lirios blancos fueron distribuidos por la iglesia Great St Mary’s para representar el universo al que tantas horas de estudio dedicó Hawking en su vida.

Otras rosas blancas que representaban la estrella polar fueron colocadas encima de su ataúd.

Aunque a los 21 años se le diagnosticó Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad motoneuronal por la que le daban un par de años de vida, murió más de 50 años después.

Afuera de la iglesia muchos esperaron entre el frío y la llovizna durante horas para rendir homenaje a un hombre al que consideraban “una inspiración”.

La estudiante Daisy Dixon, quien cursa un doctorado en Cambridge, dijo: “Es emocionante que alguien así viviera a la par de mi vida”.

“Es un día muy triste, pero a la vez es maravilloso ver a todos aquí para presentarle nuestros respetos”, añadió.

Rod Crozier, que viajó más de 100km desde Boston (noreste de Inglaterra), consideró a Hawking “una persona muy inspiradora por lo que hizo en su vida y lo que logró”.

“Nunca vas a ver a otro como él, para ser honesto”, remarcó.

Al lado de Newton

El profesor Hawking era un creyente de que “el universo está gobernado por las leyes de la ciencia” y en 2014 dijo que se consideraba “ateo”, pero su funeral tuvo un servicio religioso.

Los restos del científico fueron llevados por seis hombres del Gonville and Caius College, la facultad del profesor Hawking de la que fue miembro por más de 50 años.

Los porteadores del féretro eran los mismos que a menudo lo auxiliaban cuando asistía a cenas formales en la universidad. Fueron invitados a llevar sus restos por la familia del profesor.

En el funeral estuvo presente Jane Wilde Hawking, la primera esposa de Stephen Hawking.

Unas 500 personas, familiares, amigos y colegas invitados, asistieron al servicio religioso privado.

El actor Eddie Redmayne leyó un versículo de la Biblia, Eclesiastés 3.1-11, mientras que su hijo Robert Hawking también pronunció un discurso lleno de elogios.

Durante el servicio, el coro de Gonville and Caius interpretó Beyond the Night Sky, una pieza musical que originalmente se compuso como un obsequio al profesor Hawking para su fiesta de cumpleaños número 75 el año pasado.

Las cenizas del profesor Hawking serán enterradas junto a la tumba de Isaac Newton en la Abadía de Westminster, donde también descansan los restos de Charles Darwin.

Un servicio de acción de gracias por su vida tendrá lugar en la Abadía de Westminster, en Londres, el 15 de junio.

A Cambridge llegaron personas de otras localidades de Inglaterra para estar presentes en los actos fúnebres para Hawking.

El decano de Westminster, John Hall, dijo que era “totalmente apropiado” que el último lugar de descanso del profesor fuera “cerca de los de los distinguidos colegas científicos”.

Fuente: BBC