En el Mirador de Pachamama, delincuentes asaltaron a pareja

536

Marco Fernando A. M., de 23 años de edad, recibió un impacto de bala en la cabeza, tras ser víctima de un asalto la noche del último jueves, a las 19:30. Esto ocurrió en el Mirador de Pachamama, entre los límites de los cantones Cuenca y Déleg.
Hasta la tarde de ayer, el joven permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Santa Inés, con un cuadro clínico extremadamente delicado. Los familiares del joven prefirieron no dar detalles, hasta que se esclarezca este hecho de violencia.

Asalto

Según el parte policial, María Belén T. V., de 20 años, contó a los uniformados de la Policía Nacional, que salió la tarde del jueves desde el Centro Histórico de Cuenca con su enamorado Marco, para trasladarse hasta el Mirador.
Agregó que arribaron al sitio cerca de las 18:00 y comenzaron a consumir bebidas alcohólicas. Detalló a la Policía que a eso de las 19:30, se bajó de la camioneta y fue abordada por dos sujetos, que le amenazaron con un arma de fuego.
También el informe policial señala, que la joven relató que los sospechosos le pidieron todas las pertenencias, le robaron el teléfono celular. Marco se percató del atraco e intentó ayudar a su enamorada. Allí fue cuando uno de los delincuentes le disparó en la cabeza.
María Belén declaró a los agentes, que los ladrones le preguntaron que si sabía conducir, para que traslade a su novio a una casa de salud. Los ladrones luego de disparar al joven, se llevaron otro celular y algunos accesorios del automotor.

Auxilio

Agentes policiales del circuito Solano, cantón Déleg de la provincia de Cañar, que realizaban patullajes de rutina por la zona, se percataron de una camioneta marca Datsun 1200, color gris de placas ACF-0359, que estaba encunetada.
Los oficiales verificaron la novedad y encontraron a los jóvenes pidiendo auxilio, uno de ellos en estado inconscientem por lo que de manera inmediata pidieron una ambulancia al Servicio Integrado de Seguridad (SIS) ECU 911.
La unidad de emergencia llegó al sitio y trasladó al joven baleado al subcentro de salud ubicado en Déleg. Marco, tras ser estabilizado ingresó al hospital Homero Castanier en Azogues; pero debido a su gravedad, lo internaron en la Clínica Santa Inés, donde permanece con pronóstico reservado.
Al lugar de los hechos, en el Mirador Pachamama, llegó la Unidad de Criminalística (UCM), cuyos agentes realizaron la inspección ocular técnica, para encontrar vestigios e iniciar las indagaciones para dar con los responsables. (IVM)-(I)