Aníbal Biggeri: Trabajé hasta que me lo permitan

1036

“Estoy mal, amargado”, “Trabajaré hasta que me lo permitan”, “Cada uno sabe cómo tiene que cuidarse, soy técnico, no padre, esa es la realidad”, fueron algunas de las frases –las más lapidarias quizá- que zanjó Aníbal Biggeri luego de la tercera derrota seguida del Deportivo Cuenca, el quinto partido al hilo sin ganar en lo que va de la Serie A del balompié nacional.

Este 25 de marzo su verdugo fue Delfín SC. Sin un denotado nivel, como el del año pasado, al vigente subcampeón le bastó aprovechar un anoréxico sistema defensivo del rival para ganar 4-2 y acercarse al ecuador de la tabla de posiciones luego que hace dos fechas purgara en el sótano.

Biggeri está en un laboratorio en el que le cuesta encontrar la fórmula para impedir que los rivales le apliquen fuertes dosis en la parte posterior pese a mostrar buen semblante en la parte frontal. Ayer volvió a marcar. Lleva ocho en seis partidos, una cifra nada despreciable cuando los mejores apenas han marcado tres más.

El problema del Expreso Austral es la marca. Con los cuatro tantos que recibió ayer suma 15 en contra ratificándose como el equipo con la peor defensa del campeonato. Ayer tampoco le respondió la línea de tres.

“Es un golpe duro”, Ya no pasa por el sistema, “hay errores puntuales que nos cuestan partidos”, “voy a seguir intentando y probando”, acotó Biggeri, quien en las seis primeras fechas no ha podido consolidar una defensa y eso que ha tomado mano de casi todas fichas que tiene a su disposición en esa posición: Bryan Carabalí, Jhon Espinoza, Brian Cucco, Rubén Cangá, Matías Contreras, Gustavo Vallecilla y Carlos Cuero. El único que no ha debutado es Fabricio Bagüi.

Contreras sigue confuso en su rol. Tiende a subir con el peligro que le quiten el balón y genere un contragolpe con una defensa desguarnecida. Este panorama se le presentó ayer a los cetáceos para abrir el marcador a los 19 minutos a través de Bruno Piñatares. Cerca del cierre de la primera etapa, Andrés Chicaiza firmó el 2-0.

En el complemento, luego del gol de José Arismendi (3-0), Biggeri mandó a Preciado por Contreras y a Porozo por Melivilo. La “Manpora” al minuto de estar en cancha puso el descuento (3.-1). Luego entró De La Cruz por Quiñónez pero Arismendi volvió a marcar (4-1) y ya casi al terminar el partido “Chachita” dejó el 4-2 definitivo. Ayer no pudo actuar Bonfigli por una contractura en abductor del muslo derecho. Su reemplazante fue Jacson Pita. (BST)-(D)