Programa de encuentro espiritual para Semana Santa

352

Las Siete Palabras, el Viernes Santo: Soledad de María, en Paccha; entre lo destacado para Semana Santa.

La Semana Santa comienza mañana con el Domingo de Ramos, para la cual la Curia Arquidocesana y sus parroquias han programado las celebraciones prescritas para cada día. Además, escenificaciones públicas como el Vía Crucis a la loma de Tú eres Pedro o la Procesión de la Soledad de María servirán para recordar la Pasión de Jesús.
Para este Domingo de Ramos, la iglesia convoca a participar con la precaución de no utilizar la palma de cera (los ramos), una forma de cuidar la naturaleza, casa común de la que habla el papa Francisco en su encíclica Laudato Si, sobre el medioambiente.
La altertativa es llevar una planta, ramo de flores o rama vegetal que también pueden ser vendencidas, dijo el padre Joffre Astudillo, secretario de Comunicación de la Curia.
Añadió que la mejor forma de predisponerse a la Semana Santa ha sido la preparación en la cuaresma, bajo el mensaje del papa: la necesidad de la introspección para detectar nuestras actitudes en detrimento de los demás, de nosotros mismos y de la relación con Dios.
Recordó que el papa invitó a reparar los actos, pedir perdón y restituir los daños como requisito para la conversión.
Desde el Lunes hasta el Miércoles Santo serán días propicios para la reflexión y buscar en las parroquias o la catedral servicios espirituales.
El Jueves Santo, desde las 08:30, habrá la bendición de la imagen del beato monseñor Oscar Arnulfo Romero, (asesinado cuando era arzobispo de San Salvador, en 1981) ante el clero de Cuenca, en la Catedral Vieja. Este día los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales y su obediencia al obispo.
Después de una procesión, a las 09:00, habrá la Misa Crismal, en la Catedral Nueva. En ella se bendice los óleos: el de de los Catecúmenos, de los Enfermos y el Santo Crisma, para llevarlos luego a las parroquias.
En la catedral, a las 19:00 habrá la ceremonia del Lavatorio de los Pies, que recuerda lo que Jesús hizo con sus discípulos. Las iglesias permanecerán abiertas.
El Viernes Santo se celebrará, en la mayoría de parroquias, el Vía Crucis, durante la mañana. En la catedral será a las 19:00 horas, con la participación de diversos grupos de fieles que contribuyen con la diócesis.
Antes, a las 10:00, ahí mismo, habrá reflexión sobre las Siete Palabras de Cristo en la Cruz. A las 15:00 horas será, en todos los templos, la Adoración de la Cruz, “momento de unirnos a Cristo en el gran acontecimiento de la cruz”.
El Sábado Santo será el momento de celebrar la Pascua de Jesucristo. En algunos lugares como Paccha se hace la Procesión de la Soledad de María, en recuerdo del dolor de la madre de Cristo ante la muerte de su hijo. En la catedral habrá un acto parecido entre las 09:00 y 10:00 de la mañana.
Acto central será la noche del sábado, con la Vigilia Pascual, en la que se bendice la luz del cirio pascual y el agua. En las parroquias, por lo general, será a partir de las 19:00 horas. En la catedral, a las 22:00 horas.
Finalmente se concluirá las celebraciones el Domingo de Gloria, de manera solemne, “cantando la victoria de Cristo sobre la muerte y proclamando su resurección”. (AVB)-(I)

Décadas atrás, mayor fervor
Flor María Salazar González, doctora en Química y Farmacia nacida en 1932, recuerda que la Semana de hace unas décadas era muy solemne. Durante toda la cuaresma, se respetaba el ayuno obligatorio, para los mayores de 7 años y menores de 60.
En la cuaresma, los sacerdotes daban ejercicios espirituales (conferencias) sobre la acción de Jesucristo y su misión de “convertirnos de siervos de Dios en Hijos de Dios”.
El Viernes Santo daban el “Sermón de las Tres Horas”, de 12:00 a 15:00 horas: un sacerdote predicaba sobre las frases de Jesús, en la Cruz. “A las siete de la noche había el “Llanto de María”, de una hora de celebración y cánticos litúrgicos…como no había parlantes, las paredes de las iglesias se cubrían con telas para evitar el eco de la voz del sacerdote”.
El Viernes Santo había la Adoración de la Cruz… la gente pasaba la mayor parte de la semana en la iglesia. El Jueves Santo la gente visitaba los monumentos de los templos, rezaba dos estaciones del Vía Crucis en cada iglesia.
La gente acudía a confesarse, los sacerdotes les dedicaban mucho tiempo… Había un fervor religioso muy profundo. a momentos sobrecogedor, nos hacía conscientes de nuestro ser y debilidad ante las tentaciones del mundo. El Martes Santo había la Procesión de los Pasos, con grandes imágenes sobre la pasión.
Ahora ha disminuido, la población sigue acudiendo, ya no hay el sermón que duraba tres horas, “la religión se va acoplando a la condición humana, que también ha cambiado profundamente”. (AVB)-(I)

DETALLES
“La confesión, propósito de enmienda y cambio de nuestros actos nos llevan a cantar como Meliton de Sardes, (Padre de la Iglesia) “Cristo ha vencido a la muerte y, con su resurrección, derrotado al mal””.

El jueves Será la oportunidad para la Visita de las Siete Iglesias, con que los fieles recuerdan el traslado a Jesús, una vez detenido, de un lugar a otro, para su juzgamiento y condena a muerte.

El Viernes Santo, desde las 09:00, Vía Crucis escefinificado de parroquia Juan Pablo II, desde parque Miraflores a loma de “Tú eres Pedro”: 70 personajes representarán a personajes de la Pasión. (I)