Estados Unidos renueva preferencias arancelarias para Ecuador por tres años

610

El Gobierno de Estados Unidos renovó hoy su Sistema General de Preferencias Arancelarias (SGP) para Ecuador, que beneficiará a más de 800 empresas y 300 productos de exportación del país andino con la exoneración impuestos, informó el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.

«Tenemos buenas noticias» para el país, dijo Campana en una rueda de prensa en la que afirmó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó hace poco el SGP para 122 países en el mundo, incluido Ecuador.

Recordó que en febrero pasado esa normativa ya fue aprobada por la Cámara de Representantes y que hoy lo hizo el Senado.

Con la suscripción del presidente Trump, el proceso de aprobación del SGP «culminó con excelentes resultados», sostuvo Campana al señalar que esta decisión beneficia a más de 840 exportadores y a más de 300 productos que provienen de empresas grandes, medianas y pequeñas de todo el país.

El ministro expresó su satisfacción por la aprobación del SGP, pero dijo que los ecuatorianos «vamos por más» con una estrategia que busca fortalecer las relaciones comerciales con mercados importantes como el mismo Estados Unidos.

«Ecuador se integra al mundo» con una política que, en definitiva, busca el bienestar para todos los ecuatorianos, subrayó el ministro al destacar los beneficios de la medida.

Las preferencias arancelarias estarán en vigencia para Ecuador hasta el 31 de diciembre del año 2020, con efecto retroactivo, ya que la anterior renovación del SGP expiró el pasado 31 de diciembre.

Según el Ministerio de Comercio Exterior, el ahorro neto que conseguirá el país por la liberación de aranceles, en el marco del SGP, es de 18 millones de dólares.

Con el SGP en vigor, se facilita el «ingreso de productos ecuatorianos sin aranceles (a EEUU), lo cual nos vuelve más competitivos comparando con otros países que tienen acuerdos comerciales amplios» con Estados Unidos, añadió Campana.

Ecuador, entre los objetivos de corto plazo con EEUU, incluye la reactivación del Consejo de Comercio e Inversiones, cuya última reunión se efectuó en 2009.

El Ministerio de Comercio considera que este mecanismo de diálogo es la vía más idónea para el establecimiento de compromisos tendentes a facilitar el intercambio, así como para discutir y definir en conjunto opciones para el fortalecimiento y profundización de las relaciones económicas entre ambas naciones en el mediano y largo plazo.

El pasado 19 de febrero, Campana dijo a Efe que la negociación de un acuerdo comercial entre Ecuador y Estados Unidos no contaba en ese momento con otro obstáculo más que con «la agenda» de los dos gobiernos.

«Los únicos obstáculos que tenemos son las agendas de ambos países, negociaciones. Por ejemplo, EE.UU. está muy concentrado con NAFTA, Canadá y México, y también con Corea del Sur y Japón», dijo el ministro al ser consultado por el estado de esas tratativas.

Campana, que ya ha estado tres veces en ese país, aseguró que ya no existen obstáculos ideológicos, y que Ecuador lo que ha transmitido es su voluntad de colocarse en la fila.

«Ecuador está diciendo vamos a la fila, nos interesa estrechar relaciones, abrir nuestro comercio», señaló sobre la voluntad del Gobierno de Lenín Moreno de alcanzar un acuerdo con el gigante norteamericano, al igual que lo hizo con la Unión Europea (UE).

El acuerdo que busca Ecuador, dijo, es «un acuerdo global similar al de la UE con la excepción de que sería bilateral y no multipartes». EFE