Destruyen radar de control de velocidad en vía Cuenca-Azogues

720
La base metálica del radar fue cortada, provocando destrozos en el dispositivo, sucedió en la vía Cuenca-Azogues, sector Gapal. Foto cortesía

Un radar automático que tiene la finalidad de prevenir accidentes fue cortado de su base y derribado.

El hecho de vandalismo fue perpetrado la noche del 20 de marzo, en el kilómetro 6 de la vía Cuenca-Azogues, sector Gapal. El radar afectado fue encontrado derribado sobre el parterre. Y es que, la persona implicada cortó el tubo metálico que sostenía al fotorradar produciendo su caída y el destrozo del artefacto, que está constituido principalmente por una pantalla, cámara, panel solar, entre otros dispositivos. Personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) retiró el radar averiado.

Edison Moscoso, director de la CTE en Azuay, indicó que los técnicos verificarán si el radar quedó inservible o se puede reparar. Detalló que el costo de un radar supera los 40.000 dólares.

Precisó que el caso será puesto en conocimiento de la Fiscalía, para el desarrollo de las investigaciones con el propósito de localizar al autor.

Se presume que el corte fue realizado aparentemente con una máquina puesto que el corte no presenta irregularidades lo que hace descartar que se utilizó una sierra con arco para de cortar hierro.

El representante de la CTE maneja algunas hipótesis, por ejemplo que el hecho sería una represalia en el intento de hacer daño a la institución o evitar que hayan sancionados. Al momento se desarrollan las averiguaciones.

Moscoso recuerda a los usuarios de las vías que los radares tienen la finalidad de prevenir accidentes, puesto que evitan el exceso de velocidad.

Cabe recordar que el límite de velocidad en la vía Cuenca-Azogues es de 90 kilómetros por hora; sin embargo, el radar capta a los vehículos que son conducidos sobre los 100 kilómetros por hora.

En el caso de que un vehículo es captado sobre el límite de velocidad, el radar registra la foto del automotor en la que constan detalles como la hora, placa del vehículo y otros elementos. La información es enviada a una base de datos y luego es notificado el propietario del carro mediante un correo electrónico, para el pago de la multa.

Otro hecho que afectó a los radares ubicados en la vía Cuenca-Azogues ocurrió en noviembre del año 2017, cuando desconocidos robaron las cámaras de dos radares ubicados en Challuabamba. La entidad efectuó la reposición de los dispositivos. El caso está en proceso de investigación. (KOQ)-(I)

DETALLES:

– Según la CTE, los radares ubicados en la vía Cuenca-Azogues en el último mes registraron al menos 400 infractores por exceso de velocidad.

– La Comisión de Tránsito señala que en el Azuay existen 40 radares y se prevé llegar a 45 artefactos, algunos de estos serán colocados en la vía Cuenca-Loja.