Cinco futbolistas que ya eran ricos antes de ser profesionales

Para muchos jóvenes talentos el fútbol se convierte en la manera de salir de la pobreza, pues la mayoría de las grandes estrellas que vemos en la televisión, tienen un origen humilde, aunque no es la generalidad de los grandes cracks.

Los casos que concerá a continuación, son grandes figuras que en algún momento de su carrera estuvieron entre los más cotizados del mundo y recibieron cheques con varios ceros en su cuenta, sin embargo, éstos, aunque ampliaron su fortuna, en realidad no les eran necesarios para vivir.

Aquí te presentamos a cinco futbolistas que ya eran ricos antes de ser profesionales y que por lo tanto, se dedicaron al deporte por mero amor a éste.

Kaká

Hijo de una familia evangélica de altos recursos económicos, el recién retirado brasileño ha donado gran parte de sus sueldos y comisiones por traspasos a la gente sin recursos.

Diego Forlán

El delantero uruguayo que ahora juega en China, proviene de una familia acomodada que cuenta con varios negocios y empresas propias, incluso su apellido está ligado a varias fundaciones benéficas.

Gerard Piqué

El esposo de Shakira y defensor del Barcelona es hijo de un acaudalado abogado y la directora de un instituto de salud, por lo que es descendiente de una adinerada familia catalana.

Frank Lampard

Su madre es una destacada académica en la Gran Bretaña, por lo que él y su padre, una destacada figura del West Ham, solo ampliaron la fortuna familiar.

Mario Götze

El futbolista que le dio su cuarto título mundial a Alemania, es hijo de una de las eminencias de la tecnología en su país, por lo que jamás pasó pobreza.