Deportivo Cuenca pierde y ahonda su crisis defensiva

442

Deportivo Cuenca ha recibido 11 goles en cinco partidos en lo que va de la presente temporada. Es el promedio más alto (2,2 por partido) que registra desde el 2010 cuando se instauró el actual sistema de la serie A del balompié ecuatoriano.

La crisis defensiva se potenció anoche con la derrota por 1-2 ante Independiente del Valle. Los “Negriazules” aprovecharon los espacios que regaló el rival en el medio campo así como los desaciertos y desconcentraciones de sus centrales para llevarse los tres puntos en 25 minutos de la primera etapa.

A los 10 minutos Billy Arce agradeció una desatención de Anthony Bedoya para con su derecha cruzar un remate y vencer a Brian Heras. La esperanza renació en la hinchada local dos minutos después.

Ante la mano en el área del exmorlaco Juan Segovia, Juan Diego Rojas capitalizó el tiro penal dictaminado por el central Omar Ponce. El petizo delantero apuntó al costado opuesto al que se lanzó Hamilton Piedra para decretar su tercer tanto personal y el empate transitorio del partido.

Pero la visita identificó muy bien la falencia del Cuenca. Incursionó de nuevo un balón entre los centrales y luego que rebotará en Rubén Cangá, Steven Franco remató desde fuera del área y firmó la segunda para los sangolquileños.

En la segunda etapa, los dirigidos por Gabriel Schürrer priorizaron la marca. Deportivo Cuenca controló el partido, tuvo mayor tiempo el balón pero nunca encontró la fórmula para llegar con claridad al pórtico de Piedra.

Independiente del Valle sumó 11 +4 y se ubica segundo de forma temporal, atrás de Emelec (12 +9). Deportivo Cuenca se estacionó en el octavo lugar con 4 -5. Solo supera a El Nacional (3 -3), Técnico Universitario (2 -3), Guayaquil City (2 -4) y Delfín SC (1 -4).

Los números

Hasta ayer, con el mismo número de partidos (5), la temporada 2013 era la más magra del Cuenca en la parte defensiva. Recibió 10 goles. En el 2010 le encajaron dos; en el 2011, tres; en el 2012, cinco; en el 2014 y 2015, ocho; en el 2016, seis; y en el 2017, cuatro.

“Tengo que trabajar porque evidentemente nos están haciendo muchos goles”, dijo Aníbal Biggeri, no obstante, manifestó que el error no pasa únicamente por la defensa sino por la falta de marca en otros sectores de la cancha.

Dichos números se contraponen con la efectividad ofensiva de los Camisetas Coloradas. Con seis goles en cinco partidos solo le superan las campañas del 2010 y 2015 (7). En el 2011, 2012 y 2016 marcó cinco tantos; en el 2013 y 2017, cuatro; y en el 2014, tres. (BST)-(D)

Rojo Destacado

La designación del Rojo Destacado fue dividida. Tras la votación de las fraternas emisoras Splendid, La Voz del Tomebamba y FM88, el volante Marco Mosquera se llevó el trofeo Diario El Mercurio. Juan Diego Rojas se ubicó en segundo lugar.

“Estamos tristes con el resultado, muy dolito porque se entregó todo pero no alcanzó. Hay que estar tranquilos, pensar en lo que se viene, de los errores se aprende”, dijo el capitán tras recibir el trofeo por su entrega en el mediocampo colorado. (BST)-(D)