Obra teatral con sube y baja de emociones

477
René Zavala, actor de la obra, trabaja en la promoción y presentación de su último trabajo. PSR

En la tarima de La Guarida se acomoda cada elemento que enseña el universo de Augusto. En realidad, no son muchos porque Augusto es un solitario que espera la llegada de Rosa, su amada.

René Zavala es Augusto. Esta vez, el actor encarna al solitario enamorado que añora esos tiempos vividos con su amor, todo eso en la obra “Cuando llegue Rosa”, una historia de Carlos Gallegos que se estrenó en febrero y ahora se presenta en La Guarida.

La recepción del público en estas primeras temporadas ha sido buena, dice René, para quien se nota que los espectadores salen conmovidos y, sin duda, será porque su trabajo aborda situaciones universales.

Hablar del amor, ya sea con las cosas del personaje presente, Augusto, o del personaje ausente, Rosa, permite al actor llegar a una conexión con los espectadores. Y eso porque Augusto, el
protagonista se fascina cuando cuenta su historia de amor romántico, o de fútbol, dos aspectos universales y locales también que tocan emociones y sensibilidades.

“Cuando llegue Rosa” se estructura con partes muy densas, pero también con otras muy cómicas. Al fina,l las dos características le dan un sube y baja de emociones tanto a los espectadores como al actor.

“Encarnar Augusto y presentarlo cada vez, me hace entender por qué se comporta de esa manera. Por todo lo que el personaje toca, hace y por su historia misma eso es un reto. Este texto de Carlos Gallegos ha sido un reto”, señala Zavala.

Cada presentación deja en el actor una relación nueva con Augusto y Rosa. Esto tiene una explicación sencilla: el teatro corresponde a las artes vivas y al estar vivo la relación nunca será igual, por más que existan el mismo texto y las acciones siempre habrá un descubrimiento nuevo, ha dicho René. El ingreso es de 5 dólares estudiantes, 10 dólares público en general. (BSG)-(I).