Relanzan programa de cocinas de inducción

821

Quienes adquieran una cocina de inducción recibirán 80 kWh gratuitos por mes hasta el año 2024.

A pesar de que el Programa de Eficiencia Energética para la cocción por inducción y calentamiento de agua con electricidad (PEC) fue relanzado el lunes anterior, todavía no despierta el interés de los ciudadanos.
Por ejemplo, en el almacén Marcimex del Centro Histórico de Cuenca, solo se exhiben cocinas de gas. “Las cocinas de inducción no han tenido acogida. Desde hace una año no ha habido demanda de estos productos…”, indicó ayer Mauricio Sosa, jefe de la tienda.
De acuerdo al encargado, los clientes se quejan de que no hay beneficios y que consumen más energía eléctrica que antes.
Sin embargo, luego del anuncio del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable, se prevé traer cocinas de inducción para tenerlas en stock.
Durante el relanzamiento del PEC realizado en Quito,Elsy Parodi, ministra de Electricidad y Energía Renovable, anunció que el incentivo tarifario para los usuarios que decidan ingresar al programa se extenderá hasta el año 2024, es decir, quien tenga una cocina de inducción podrá utilizar hasta 80 kilovatios (kWh)al mes sin ningún costo.
Otro beneficio es el aumento del financiamiento del Estado para adquirir cocinas de inducción por un valor de hasta 800 dólares con 48 meses plazo y financiamiento de hasta 100 dólares para la compra de ollas diseñadas para cocinar en inducción y otros artículos.

Proceso
Las personas que quieran adquirir una cocina de inducción a crédito pueden acceder directamente a una casa comercial que tenga un convenio con el Ministerio de Electricidad. “La mayoría tienen un convenio habilitado…”, explicó Galo Cegarra director de Comercialización de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur (EERCS).
Una vez en el almacén el usuario debe presentar la planilla de pago de la Centro Sur, que debe estar al día e inmediatamente la casa comercial elabora los documentos necesarios para el crédito y los sube en una plataforma del Ministerio de Electricidad que comunica automaticamente a la EERCS a que código se debe cargar el crédito. “El cliente debe ser el titular del servicio eléctrico para que se cargue el valor en la planilla de luz…”, dijo el funcionario.
Una vez que el almacén notifica a la EERCS la venta de una cocina, se accionan dos órdenes de trabajo en la empresa.
Una para verificar que el medidor de luz del usuario sea bifásico, con una instalación para 220 voltios (V).
El segundo trabajo consisten en la instalación del circuito expreso, es decir, el circuito especial que sale desde el medidor de luz hasta la cocina para habilitar la misma.
El proceso toma un tiempo máximo de cinco días y la instalación del circuito expreso tiene un valor de 38 dólares.

Beneficios

En el año 2016 Elizabeth Iñiguez, ama de casa, decidió cambiar su cocina de gas por una de inducción. Desde entonces no ha tenido inconvenientes afirmó.
Sobre el consumo de luz comentó que la planilla se ha incrementado unos 5 dólares más de lo que pagaba antes.
En cuanto al producto, opinó que las cocinas de inducción son más rápidas, eficientes y más fáciles para limpiar. Además la comida tiene el mismo sabor que si se prepara en una de gas.
“Par mí la cocina de inducción es más práctica y mejor que una de gas” aseveró, por lo que recomendó comprar estas cocinas sobre todo a las personas que tienen una vida agitada y activa. (PVI)-(I)

“EERCS ES EMPRESA SOLVENTE”

Para Francisco Carrasco, quien fue nuevamente ratificado como presidente ejecutivo de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur (EERCS), por la Junta General de Accionistas, la institución ha evolucionado de forma positiva.
El funcionario está al frente de la Centro Sur desde octubre del 2014 y fue por segunda ocasión ratificado en su cargo.
Este año la institución cuenta con un presupuesto aproximado de 60 millones de dólares, señaló Carrasco.
Los recursos se invertirán en obras de expansión, es decir, construcciones nuevas; operación que consiste en verificar que todo funcione adecuadamente y mantenimiento correctivo y preventivo de la infraestructura con la que cuenta la empresa para proveer del servicio eléctrico a la población.
La EERCS cubre el 97,3 % de cobertura en su área de concesión que abarca las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, pero los proyectos de expansión prevén cubrir el 2,7 % restante que está en Morona Santiago, provincia que tiene zonas de difícil acceso pero hay alternativas como paneles solares. Se han instalado estos sistemas que benefician a más de 3.000 clientes. (PVI)-(I)

MÁS DETALLES

– A más del incentivo por el uso de las cocinas a inducción, quienes tengan un sistema eléctrico para el calentamiento de agua, reciben 20 Kw/h gratis por mes. Si se suma a la cocina recibirán 100 Kw/h sin costo.

– La EERCS tiene registrado 25.000 cocinas a inducción en su área de concesión (provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago). En total registra 340.000 clientes, pero solo 300.000 consumen la electricidad.

– El costo promedio de una cocina a inducción está entre 230 dólares las encimeras y 650 dólares las que tienen horno. Las cocinas a gas aproximadamente tienen un costo de 480 dólares hasta 650 dólares.