Habitantes de Pumayunga se oponen a proyecto urbanístico

870
Los habitantes del sector ayer se reunieron con Dora Ordóñez, concejal que preside la Comisión de Urbanismo. PSR

La propuesta del Municipio de posiblemente implementar un proyecto urbanístico en el sector de Pumayunga, en el que se construirían viviendas de interés social, equipamiento comunitario, parque, mercado entre, otros, despertó la preocupación de aproximadamente 60 familias cuyos terrenos serían afectados.
En el mencionado sector están los barrios: Pumayunga Alto, Pumayunga Medio, Pumayunga Bajo, el barrio Corazón de Jesús, María Auxiliadora y otros.
Los propietarios de los predios protestaron ayer contra la propuesta, pues aseveran que no se hizo un estudio socioeconómico y no hubo una socialización. Así lo expresó
Armando Coronel, representante de Pumayunga Bajo.
El 4 de noviembre del 2017 los funcionarios de la Dirección de Planificación les llamaron a los habitantes a una reunión en la que les indicaron que la planificación de la propuesta, lo que les sorprendió a los habitantes, porque “nunca comunicaron a la población”.
El 22 de noviembre en la Junta Parroquial de Sinincay hubo otra reunión en la que los afectados no aceptaron la propuesta del proyecto urbanístico sostuvo Coronel.
El representante comentó que en el sector hay familias que viven de cultivar el suelo y del agro, tienen cultivos y casas, por eso no están de acuerdo con el proyecto que “no fue socializado”.

Planificación

Fanny Ochoa, directora general de Planificación Territorial del Municipio, explicó que desde el 2014 esta dependencia colocó en su presupuesto anual la planificación de todo el sector de Pumayunga.
A decir de la funcionaria se realizaron más de cinco socializciones barrio por barrio con los representantes legales de cada sector que constan en los archivos municipales, ya que hay personas que también se considera como representantes. “Nos acercamos a conversar con las dos partes”.
Quienes no están de acuerdo con el anterproyecto son los propietarios de los predios que se ven afectados añadió Ochoa, pero recordó que se trata de una propuesta que primero debe ir a la Comisión de Urbanismo que es el ente regulador y fiscalizador de los procesos y luego deberá ir al Concejo Cantonal para ver si lo aprueba. Sin embargo, el plan no se envía aún porque se dio una fecha para que los ciudadanos se acerquen al Municipio a verificar si su terreno será afectado o no. (PVI)-(I)