Reverdecer Ecuador

[Nicanor Merchán Luco]

Lenín Moreno anunció en la ciudad de Macas, que se pondrá en marcha el programa de reforestación para reverdecer al país. EI Presidente de la República espera que con el plan Reverdecer Ecuador, se pueda consolidar el modelo de desarrollo sustentable, puesto que el Ecuador es uno de los diez países con mayor concentración de biodiversidad del planeta. Por su parte la gerente de la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC, del municipio cuencano, Andrea Arteaga, informó a la ciudadanía que se procederán a talar alrededor de 400 árboles de la especie eucaliptus del genero Myrtaceae, porque están viejos y tienen el riesgo de caerse de manera imprevista, causando daños sin precedentes. Con seguridad esta institución debe tener expertos que pueden determinar el riesgo que corren estos árboles, pero lo más importante es que de acuerdo a la gerente, por cada árbol cortado se sembrarán diez de una nueva especie. Además indicó que se sembrarán cerca de 20 mil plantas por año.

Esta compensación ambiental por el corte de estos árboles, se harán tanto en el sitio del árbol cortado cuanto en zonas donde no existen árboles. Se restituirán los árboles perdidos por especies como el capulí, el fresno, el huebisay, el arupo y por el árbol tan querido por los cuencanos como es el Salix babylonica o conocido vulgarmente como Sauce llorón. Esta medida tomada por la gerente de la EMAC, es muy acertada, pero hace falta que los cuencanos veamos por todas partes la siembra de las 20 mil plantas por año, para que Cuenca se convierta en una ciudad verde. Se requiere que se siembren por todas partes los árboles, en parques, jardines, orillas de ríos y los bordes de las avenidas y principales carreteras de acceso a la ciudad, como por ejemplo la autopista Cuenca-Azogues o la Cuenca-San Joaquín-Molleturo. Hace falta que la Emac inicie con un macro proyecto de reforestación en todo el cantón Cuenca, hasta que se finalice su mandato, así en un año más, sin duda que tendremos otra imagen, para así de esta manera, compensar en algo el avanzado proceso de deforestación.

EI ingeniero René Inga, Director de Desarrollo Económico del Gobierno Provincial del Azuay, hace algún tiempo, indicó que la tasa de deforestación en esta provincia alcanza a 4 mil hectáreas por año y que solo se reponen mil, por lo que el problema no es fácil, por lo que se requieren acciones conjuntas encaminadas a frenar la tala desmedida de bosques y fortalecer el plan de forestación que existen en todos los cantones. Hoy cualquiera tala los árboles y vende madera sin control y sin freno. La reforestación con especies nativas en parques nacionales y en áreas protegidas es casi nula y la educación ambiental no va de la mano con la reforestación. Pues no es difícil constatar por ejemplo que tras una siembra de árboles a la orilla del río, al día siguiente se ve que la gente, a propósito, las ha sacado de raíces con toda maldad. El programa del Presidente, al que se une la Emac, requiere de un gran esfuerzo y el de frenar la tala indiscriminada. (O)